Yaris Hybrid-R: primeras imágenes oficiales


Vuelvo a hablaros del Toyota Yaris Hybrid-R, aunque esta vez lo hago acompañando el artículo con las primeras imágenes oficiales que han llegado a la redacción de Motor a Fondo. También tenemos más información a todos sus niveles, así que cuando sea expuesto en el Salón del Automóvil de Frankfurt ya lo sabremos prácticamente todo sobre él.

Lo que ya sabíamos y nos llamó la atención es que será un utilitario de armas tomar gracias a sus 420 CV de potencia conjunta. El motor gasolina turbo de 1.6 litros y 4 cilindros aporta 300 CV, mientras que las dos ruedas traseras se mueven gracias a la fuerza transmitida por dos motores eléctricos de 60 CV cada uno. Estos dos últimos propulsores actúan como generadores en la fase de frenado y como apoyo al gasolina en la fase de aceleración.

Radical tanto por dentro como por fuera


El diseño no tiene nada que ver con el del Yaris convencional. Es agresivo y deportivo a rabiar, con una enorme parrilla frontal y con dos entradas de aire a cada uno de los lados para refrigerar los frenos delanteros. Las luces de circulación diurnas LED son de color azul y las llantas TRD son de 18 pulgadas. Éstas van montadas sobre unos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 225/40 R18.

En la zaga apreciamos las mismas luces LED que monta el Yaris “normal”. Es una de las pocas cosas que tienen en común, ya que muy pronto volvemos a percibir diferencias en el alerón que sale del techo y en el paragolpes con difusor y tubo de escape flanqueado por dos extractores de aire.


El habitáculo es 100% deportivo. Los asientos son Recaro y de dos tonalidades: cuero negro en los laterales y Alcántara azul en la parte central. Este último material se aprecia también en los paneles de las puertas y el salpicadero en el mismo color. El resultado es ideal para cualquier amante de la competición.

El volante está tapizado en Alcántara y dispone de un botón que te permite seleccionar el modo de conducción: en parada puede ser “Circuito” o “Carretera” y en marcha “Boost” (Empuje). Con el modo “Circuito” la potencia de los motores eléctricos es de 120 CV durante 5 segundos, mientras que en el modo “Carretera” esa potencia es de 40 CV durante 20 segundos.

¿Pasará a producción?

Veremos qué es lo que sucede con este prototipo tan ambicioso. De momento Toyota quiere saber qué es lo que opina la prensa y sus clientes más fieles. A partir de ahí sentarán las bases para fabricar un utilitario deportivo híbrido de producción dispuesto a marcar un antes y un después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *