Un taxi con GLP explota en Barcelona


Menudo susto se han llevado hoy los vecinos de Nou Barris, un barrio de Barcelona que se ha visto sorprendido por una fuerte explosión a las 12:50 horas. Ha ocurrido en la Vía Julia número 65, donde un Toyota Prius utilizado como taxi ha explotado para sorpresa de todos. El conductor, por suerte, solo sufre quemaduras de primer grado en la cabeza y no se teme por su vida.

Las otras dos personas que viajaban en el taxi han resultado heridas leves con un traume en los oídos por culpa de la onda expansiva. Los tres han sido atendidos por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y han sido trasladados al Hospital Vall d’Hebrón.

Adaptado por un tercero ajeno a Toyota

El Prius funcionaba con gas licuado de petróleo (GLP) después de que el taxista lo hubiera adaptado dos semanas atrás. El Sindicato del Taxi de Catalunya asegura que fue un tercero quien lo manipuló para que funcionara como tal, motivo por el cual Toyota no ha tardado en emitir un comunicado oficial en el que se lava las manos ante cualquier tipo de responsabilidad. De hecho, han enviado a un ingeniero de su Departamento Técnico para corroborar que no se trata de un defecto de fábrica. Están cagados, y es normal.

Toyota España desaprueba la modificación de cualquiera de nuestros vehículos (híbridos o no) mediante la instalación de GLP, ya que dichas instalaciones modifican sustancialmente las condiciones de funcionamiento del mismo y no cumplen los requisitos que Toyota Motor Corporation exige para su aprobación técnica.


Los bomberos han encontrado una fuga en el depósito del gas y creen que eso es lo que ha provocado la deflagración. Sea como sea, estaremos atentos al dictamen técnico de Toyota para saber qué es exactamente lo que ha sucedido. No hay que olvidar que en Barcelona hay 1.500 taxis híbridos, 150 de los cuales funcionan con GLP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *