Toyota Verso 1.6 D-4D con corazón alemán


El acuerdo entre BMW y Toyota, firmado hace unos cuantos meses, sigue traduciéndose en piezas y know-how compartido que poco a poco se muestra en los modelos de ambas marcas. En esta ocasión son los japoneses quienes se han beneficiado, ya que a partir del mes de enero se podrá adquirir un Toyota Verso con motor diesel 1.6 D-4D de origen BMW.

No es el motor que se va a cargar al 2.0 D-4D de 124 CV cuando vea la luz, pero con el paso de los meses se convertirá en el escalón de acceso a la gama. Con él todo serán ventajas, ya que el consumo medio homologado se queda en 4,5 l/100 km y no hay que pagar impuesto de matriculación. Entre otras cosas, eso es posible gracias al sistema Stop&Start que incorpora de serie.

A la espera de conocer el precio

Todavía no sabemos cuánto costará un Verso equipado con un 1.6 D-4D de 112 CV y 270 Nm de par máximo entre las 1.750 y las 2.250 RPM. De lo que sí nos han hablado en Toyota es de lo que han tenido que sudar para adaptar el N47D16 (denominación que usa BMW a nivel interno) a la mecánica del monovolumen. Han diseñado nuevos soportes, una carcasa, un volante bimasa… hasta han tenido que adaptar la centralita del motor a la electrónica de la criatura para que funcione. Un trabajo laborioso para que el BMW Serie 1 y los MINI no sean los únicos modelos que se mueven al compás de sus latidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.