Toyota GT86 2017: restyling rumbo a Nueva York

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Toyota GT86 2017
Toyota ha decidido renovar el GT86, un coupé de cuatro plazas que llegó al mercado en 2012 con ganas de sorprendernos a nivel estético y dinámico. A lo largo y ancho de sus 4,24 metros de longitud hay algún que otro cambio interesante, modificaciones que veremos a partir del próximo otoño en los concesionarios, ya que es cuando tienen previsto lanzarlo al mercado en Estados Unidos. Para saber fechas sobre su lanzamiento europeo es probable que tengamos que esperar a su presentación en el viejo continente, que con casi total seguridad se producirá en el Salón de París.

Cambios por fuera y por dentro

El restyling del Toyota GT86 se aprecia echando un vistazo a la parte frontal, donde los nuevos faros, que ahora funcionan con tecnología LED tanto delante como detrás, le confieren una mirada más deportiva. También son de nueva factura los paragolpes delantero y trasero, mientras que la parrilla frontal ha sufrido alguna que otra modificación respecto a su predecesor.

En el interior se percibe más calidad en los materiales empleados. Sobre todo en el aspecto y el tacto de los paneles interiores de las puertas con costuras plateadas y en la parte superior del cuadro de instrumentos, algo que por ahora no podemos apreciar en imágenes. Además, también nos cuentan que el volante ha cambiado para integrar diversas funciones como por ejemplo el sistema de sonido, una opción que no está disponible en el actual GT86, puesto que no lleva ni un solo botón. En opción, los asientos pueden ir tapizados en cuero y Alcántara.

Toyota GT86 2017 zaga

Motor mínimamente retocado

El motor es el mismo, solo que ahora ofrece más potencia y más par. Su bóxer atmosférico de cuatro cilindros pasa de 200 a 205 CV, mientras que el par máximo crece de 205 a 211 Nm. Se nota que no han exprimido la naranja todo lo que se podía, así que no podemos esperar grandes cambios a nivel de prestaciones.

Lo que sí han hecho es revisar la puesta a punto fijándose en la caja de cambios manual e incorporando una nueva suspensión que modifica los amortiguadores y los muelles.

Por ahora nada más. Esperaremos al evento neoyorquino para ampliar la información y desvelar su precio, que ahora mismo es de 32.300 euros en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *