Toyota Aygo 2018, evolución del motor y retoques en Ginebra

Toyota-Aygo-2018
Es una de las opciones que hay en la franja pequeña de coches, a la que llaman ‘Segmento A’. Un vehículo parejo al Fiat Panda; Suzuki Celerio; Opel Karl Rocks, Hyundai i10/Kia Picanto y Seat Mii/Skoda Citigo. Hay otros dentro de la categoría de los tres metros y medio, pero se disparan de precio y dejan una mejor impresión de calidad en remates y manejo. Por ello, no podemos considerar, por ejemplo, al Renault Twingo y el Smart equivalentes al Aygo.

Un coche con los mismos padres que el C1 y el 108

Este coche, lo hemos dicho otras veces, es un proyecto colaboracionista entre PSA y Toyota. De esta asociación han venido los trillizos Citroën C1, Peugeot 108 y el Aygo. El éxito, si lo hemos de medir en ventas, ha sido comedido para franceses y japoneses, pero suficiente para seguir en producción desde el 2005 y evolucionar el chasis entre el 2014 y el 2015.

Cambios mecánicos

El marzo ginebrino se ha aprovechado en revisar el motor del Aygo M2015, que es el más flojo de los tres hermanos. De 69 CV ha subido a 72 CV y, ni con eso, puede empatar al C1 y al 108, que tienen acceso a un 1.2 L. de la familia Puretech con 82 CV. A máquinas tan menudas, esa distancia de 10 CV se les nota al salir a carretera abierta.

Toyota-Aygo-2018
El ingenio de tres cilindros atmosférico no me ha gustado nunca ni a bajo régimen, ni a media carga, ni a máxima demanda. Además, el ruido se mete en la cabina y da algo de pavor; pareciera que los pistones van a saltar de un momento a otro, atravesando el capó. Esto resume la experiencia de conducción con el 69 CV, tanto en los Peugeot y los Citroën como en el Toyota.

No he probado esta conversión a 72 CV, y Toyota avanza que todo el conjunto mecánico es ahora más convincente y que satisface la Norma Euro 6 de emisiones de turismos de gasolina, ley que entró en vigor en verano de 2016. Nombran también rectificaciones de suspensión y dirección, aunque sin entrar en ninguna explanación de qué clase de mejoras se han implementado.

Pinceladas estéticas

Se debe conocer muy bien el modelo para apreciar diferencias externas; éstas se apelotonan en el frontal, y se diluyen en unas luces traseras algo más protuberantes. Se abre a más posibilidades de colores y tapicerías, que ya antes eran profusas. Toyota comenta que el comprador o la compradora del Aygo es persona que se ocupa sobre todo de la apariencia del coche.

Fotos del Toyota Aygo 2018

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *