Renault Clio Grand Tour 2013


Chapó. Han enmendado el error de la anterior generación, que es el error más iterado y más típico de la historia de las variantes Estate. Ni el Fabia, ni el Ibiza ni ningún otro utilitario ha acertado en el centro de la diana como lo ha hecho Renault esta vez. La clave, la llave mágica que abre el grifo de las ventas en un utilitario familiar es la zaga. Los únicos que lo habían entendido, a juicio mío, eran los de Peugeot con el 207 SW. Supongo que la familia 208 también acabará por llamarlo a filas y marcarán otro golazo. Pero, ahora mismo, el que se lleva la palma de los familiares pequeños es este galante Clio Grand Tour, a la venta dentro de dos meses.

Así que no sabemos precios, pero sí que conocemos la gama. Renault se acoge a la eficiencia energética y se olvida de versiones agresivas. Implementarán cuatro motores entre los 75 y los 90 caballos.

La invasión tricilíndrica

Todos ellos ya están más que vistos, aunque han pasado por pequeños retoques para arañar décimas a las cifras de consumo o emisiones. Renault los llama ahora motores ENERGY, pero es puro marketing. El único que realmente es un paso adelante es el tricilíndrico 0.9 Turbo TCe. Siguiendo la senda de Ford y en una jugada que a mí me suena a ingeniería invertida al estilo chino, Renault ha conseguido un bloque motor diminuto, ligero, frugal y que rinde unos nada desdeñables 90 CV. Sobrados para mover con soltura un utilitario.

Otra cosa será ver lo que ocurre cuando llenas hasta los topes el Grand Tour. Porque está pensado para eso. El maletero, con los asientos en su sitio y en su configuración más pequeña, alcanza los 443 litros. Realmente, ahí dentro caben muchos cacharros. Si a ello le sumas cinco ocupantes, veremos cómo responde el molinillo de tres cilindros cuando vienen cuestas o hay que acelerar rápido.


Aún así, es la opción más moderna y que de antemano se antoja como la mejor y más racional. Los otros motores no tienen nada de brillante. El sobado 1.5 dCi con 75 y con 90 CV, y un lastimero atmosférico 1.2 de gasolina con 75 CV. Esta última opción, sin duda, desmerece la gama.

Cuando salga en marzo, los cambios serán todos manuales. Pediría paciencia a quien esté interesado en el Clio Grand Tour y comenzaría a investigar cuándo estarán disponibles las cajas de cambio de doble embrague de seis marchas; las EDC, según la nomenclatura de Renault. Han dicho que llegarán pero no cuándo. En el momento en que estén disponibles, habrán conseguido la cuadratura del círculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *