Ofertas de Fiat en abril, los pisos tampoco iban a bajar de precio nunca


Ya lo vienen pregonando los fabricantes y concesionarios de hace unos meses. El precio de los coches nuevos no puede seguir bajando más, estamos en un límite donde el beneficio industrial necesario está prácticamente a cero. No se lo cree nadie.

La prueba de que se puede seguir desafiando la gravedad sin romperse las narices al estrellarse es un repaso a las ofertas de Fiat para este mes. Más de uno se preguntará porqué no hace tanto había que pagar el doble por conseguir lo mismo que ahora. Vale que hay que financiar con ellos (FGA Capital) y atarse a una cuota mensual durante cuatro años. Pero éste podría ser el momento en que alguien como tú o como yo considerase seriamente pasarse a los italianos. Primero mírate los precios de la última edición del Punto, y luego repasemos la nota de prensa/publicidad encubierta…

Las promociones pueden duplicar el Plan PIVE-2 en algunos casos, y si tragas con las condiciones de su financiera, la garantía integral se alarga a los cuatro años. Pierdes por un lado porque no eres libre de pagarlo como puedas o quieras, pero te puedes ahorrar algún susto en reparaciones. Hay que sopesarlo, como mínimo.

Y si tu coche no cumple las condiciones del PIVE, la marca te ofrece el “Bonus Eco”, con 1.500 euros adicionales. Todo pinta de color rosa, aunque veremos que en la mayoría de los casos, los precios más jugosos pertenecen a motores de la serie Fire, más viejos que yo. Y sólo unos pocos TwinAir o MultiAir están ofertados.

Descuentos en la gama

Fiat Freemont: el siete plazas, con el 2.0 diesel y 140 CV se queda en 19.600. Estamos hablando de que cumpliendo los requisitos del PIVE, financiando con FGA y siendo familia numerosa, la rebaja puede alcanzar los 5.900 euros. Otras versiones del Freemont también son interesantes, pero si quieres la 4×4, despídete de descuentos.

500 y 500L: la gama ahora empieza en 9.000 euros con el más pequeño, y sin intereses durante los cuatro años que estés pagándole a FGA Capital. En el caso del 500L es donde más se ve el truco de endosar los motores menos interesantes: la versión 1.4 95 CV de gasolina deja que desear en consumos y emisiones. Aunque la dan muy bien equipada (llantas 16”, Blueetoth, ESP, pantalla táctil, radio CD MP3, aire acondicionado normal, control de velocidad y 6 airbags). Si cumples todas las formalidades que hemos desglosado, el bonito 500L sale por 12.400 €.


Panda: es la gama más tentadora en mi opinión. El Panda Climbing, 4×4 y con un excelente TwinAir 0,9l, 85 CV y Start&Stop se queda en 11.550 €. Está equipado sensatamente, pero lo más remarcable es que, además de los 4 años de garantía, viene con 4 años de mantenimiento (ojo, que cuatro revisiones anuales son un buen pico). Por otro lado, los que prefieran un Panda más urbanita, la versión Pop de 69 CV no llega ni a los 6.000 €.


Del Bravo ni hablamos, los descuentos en el compacto son tan descomunales que los precios se mueven en la horquilla de los utilitarios, pudiendo adquirir uno desde 9.900 € con un acabado y equipamiento más que digno. El sedán Fiat Linea, con su diesel de 95 CV, aire acondicionado, MP3, conexión Blue&Me y llantas de aleación es otro que se baja los pantalones hasta los 11.900 €, igual que un pequeño Fiat Panda.


Fiat podría estar coqueteando con el límite de las ofertas, un juego que planta cara seriamente a los coreanos. De seguir por el mismo camino, no creo que tardemos en ver respuestas igual de hostiles en otros fabricantes. Y la teoría de que los coches ya no pueden bajar más será igual de válida que el postulado que afirmaba que los pisos nunca se abaratarían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *