Nuevo Volvo S60 al completo


Con el nuevo Volvo S60 podríamos utilizar esa expresión de “esto es un coche y lo demás son tonterías”. Sin duda estamos delante del Volvo más dinámico de la historia. Se trata de un cupé con dos sorprendentes puertas traseras. Todo el mundo parece entusiasmado un coche que ha de establecer las bases para la nueva generación de vehículos de la casa sueca.

Chasis y equipamiento

Tras meses de filtraciones, el resultado tiene muy buena pinta. Agrada a simple vista. Volvo habla de dos configuraciones de chasis: la dinámica que será de serie para los mercado europeos y otra más confort que será la estándar en Estados Unidos y Asia. Las principales diferencias entre ambas configuraciones vienen en los parámetros elegidos para los amortiguadores, muelles, y rigidez de los silentblocks de anclaje de los subchasis de suspensiones. Esto es así porque el conductor europeo busca siempre un tacto más duro que el potencial cliente de otros mercados.


El coche incluye una gran cantidad de ayudas electrónicas, pero son dos las que llaman especialmente la atención dos. Dispone de un control de estabilidad “avanzado”, que agrega un sensor de balanceo, que permitirá mejorar los parámetros de los ESP actuales, anticipándose a los movimientos que pueda tener el coche en carretera. También se ha incorporado una emulación del efecto autoblocante del diferencial, que actúa sobre el freno de la rueda que pierde tracción a la salida de las curvas, lo que permite mejorar en gran medida la motricidad sin afectar la direccionalidad del coche.

Motorizaciones

La oferta mecánica es ideal para el lanzamiento y se compondrá por las siguientes potentes motorizaciones:

– T6, seis cilindros en línea turbo de tres litros, con 304 CV y tracción total de serie. (6,5 segundos en el 0 a 100 km/h).

– 2.0T, cuatro cilindros en línea de dos litros, turbo e inyección directa, con 203 CV y 7,9 litros de consumo medio. (0 a 100 km/h en 7,7 segundos).

– D5, diésel cinco cilindros en línea de 2,4 litros y 205 CV, con un consumo medio de 5,9 litros.

– D3, diésel cinco cilindros en línea, 2.0 litros, y 163 CV, con un consumo medio de 5,2 litros.

A medida que empieza la producción aparecerán nuevas variantes de gasolina T5 (2.0, 240CV), T4 (1,6 180CV) y T3 (1,6 150CV), todas ellas con inyección directa y con sobrealimentación.

El habitáculo remarca la típica atmósfera de los Volvo, pero con un nuevo sistema telemático de última generación, manteniendo una pantalla con DVD en una posición elevada, y con un equipo de audio de primera categoría, con doce altavoces y sistema MultEQ de ecualización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *