Nuevo Toyota Prius V


El Toyota Prius C Concept no ha sido la única sorpresa que nos ha regalado Toyota en el Salón de Detroit. La firma japonesa también ha presentado el Toyota Prius V, un monovolumen compacto que guarda muchas similitudes con su hermano, el Toyota Prius de toda la vida que se comercializa en forma de berlina. Tanto en consumos como en emisiones, así como también en tecnología, es un modelo a tener muy en cuenta.

Es más que nada familiar, ideal para aquellos padres de familia que tienen dos o más hijos. Pese al incremento de las dimensiones en lo que a longitud y altura se refiere, mantiene las mismas cualidades aerodinámicas y es muy eficiente.


En lo que ha habitabilidad se refiere, Toyota ha trabajado a conciencia para ampliar el abanico de posibilidades. Así, la segunda fila de asientos se puede desplazar ligeramente, reclinar hasta 45 grados e incluso abatir en dos piezas 60/40 si es necesario. Todo ello para incrementar al máximo el espacio de carga del maletero, accesible desde el portón trasero. Con los asientos de atrás abatidos, la capacidad es de 963 litros, contados desde la base hasta el techo.

El confort ha sido mejorado gracias al techo panorámico de resina que incorpora, mucho más ligero que los techos de cristal que se suelen emplear. Además, el salpicadero y la consola central han sido modificados para que todo parezca más espacioso. En lo que a tecnología se refiere, destacar el sistema de arranque sin llave mediante un botón en el salpicadero, el asistente de arranque en pendientes y una cámara trasera que facilita las cosas a la hora de aparcar. Opcionalmente se puede optar por faros LED, sistema de precolisión, control de crucero con radar y sistema de aparcamiento guiado. Por último, decir que estrenará el sistema multimedia Entune, capaz de combinar varias opciones del teléfono móvil para conocer datos referentes al tráfico, las noticias o la meteorología.


En Estados Unidos se empezará a comercializar a finales de verano, mientras que en Europa todavía no sabemos absolutamente nada.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *