Nuevo Suzuki Celerio 2014, la apuesta ‘lowcost’ nipona


En algún momento pasado el verano, Suzuki traerá a España la siguiente generación del mini utilitario Alto, aunque conservando el nombre que emplea fuera de Europa: Suzuki Celerio.

Está ubicado dentro de la categoría de coches de módico precio para los que no terminan de atreverse con marcas como Tata. Sus equivalentes, por tanto, hay que buscarlos en los coreanos Kia Picanto y Hyundai i10.

El Celerio 2014 es una nueva concepción, no un lavado de cara. Alarga la batalla un poco para ganar unos litros de maletero que incluso le sitúan por encima en capacidad del Suziki Swift.

La propuesta ‘lowcost’ del Alto no ha atraído a demasiados clientes en España, pero con el chaparrón que está cayendo Suzuki piensa que el mercado ibérico está maduro para abrirse de una vez a un modelo francamente popular en Japón.

Órganos vitales con ADN mejorado

La oferta mecánica sigue con el propulsor atmosférico de 1.0 L gasolina. Es tricilíndrico y no alardea de modernidades con turbocompresor. Eroga 68 CV y los ingenieros lo han empujado hasta unas emisiones que quedan en 99 g/km reduciéndole fricciones internas, situándose así en el Top 10 de consumo y polución entre impulsores gasolina de características similares. Teóricamente ha de ser solvente para lo que el cliente le demande.

Una de sus bondades es que la distribución es por cadena, o sea que adiós a los costosos reemplazos de correa. En términos de mantenimiento a largo plazo, es un tanto a su favor nada despreciable.

A este motor le han hecho dos rectificaciones para que pueda funcionar con una caja pilotada o manual sin Start&Stop, pero también para que sea únicamente manual y recurra al sistema electrónico de parada y arranque de motor en semáforos. Los precios no deberían variar demasiado entre ninguna de las tres posibilidades de gestión del motor.


La silueta no se ha revolucionado, puesto que se persiste en la sensación de amplitud interior; se queda con sus dejes de carrocería MPV o monovolumen miniatura, con una posición erguida y alta de conducción. Obsérvese que el cambio de marchas está en una posición muy elevada, como es común en estos diseños.

Un Suzuki Alto equipado decentemente con elevalunas, aire acondicionado y radio CD con MP3 cuesta unos 8.000 €. Por ahí andarán las cosas con el Celerio 2014.

Igual que el Swift anterior y el Swift 2013 todavía coexisten en los concesionarios. El Alto y el nuevo Celerio estarán juntos durante bastante tiempo, hasta que los japoneses decidan jubilar a los veteranos.

Buena opción económica, que encima viene avalada por el áurea de fiabilidad que siempre rodea a los nipones de Suzuki.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *