Mini Coupé: imágenes y datos


En agosto de 2009 os mostré por primera vez el Mini Coupé Concept, otro modelo que venía a sumarse a la extensa familia Mini para hacer las delicias de los más exigentes en lo que a prestaciones y estética se refiere.

Hoy, por fin, ya podemos ver una buena batería de imágenes del modelo definitivo. Además, también podemos disfrutar de todo tipo de datos proporcionados por la firma alemana para ponernos los dientes largos.

El Mini Coupé será el primer biplaza de la filial de BMW y llegará bajo el nombre de Mini John Cooper Works Coupé. Su reparto de pesos beneficiará la tracción, será más rígido gracias a los refuerzos incorporados en la carrocería y la configuración de la suspensión será 10 milímetros más corta para que las prestaciones sean mejores que las de otros modelos de la marca.

Dimensiones y estética

En lo que a dimensiones se refiere, podemos decir que será 29 milímetros más bajo que el Mini de toda la vida. La longitud es de 3,73 metros y su alerón móvil destaca por encima de toda su fachada. Éste se activa a partir de los 80 km/h y vuelve a su posición iniciar cuando la velocida cae por debajo de los 60 km/h.


La versión de acceso monta unas llantas de 15 pulgadas, pero también hay disponibles otras de 16 pulgadas. Además, el topo de gama ofrece unas espectaculares llantas de 17 pulgadas montadas en neumáticos de tipo runflat. Los discos de freno, como era de esperar, son más imponentes en comparación con los de otras versiones ((316 mm de diámetro delante y 258 mm detrás).

Motorizaciones

Pasamos al apartado de motorizaciones. Aquí hay que decir antes de nada que incorpora sistemas para mejorar la eficiencia como por ejemplo el sistema de recuperación de energía en la frenada, la función Auto Start-Stop o el indicador de cambio de marchas.

La versión de acceso monta un motor 1.6 de 122 CV de potencia y 160 Nm de par máximo. Acelera de 0 a 100 km/h en 9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 204 km/h. Consume 5,4 l/100 km y sus emisiones son de 127 g/km.


El siguiente escalón, el Cooper S, viene equipado con un 1.6 gasolina turboalimentado para entregar 184 CV de potencia con un par máximo de 240 Nm a 1.600 rpm. Pasa de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 230 km/h. Su consumo es de 5,8 l/100 km y sus emisiones son de 136 g/km.

Continuando nos topamos con el más potente de los gasolina, el John Cooper Works. Tiene una potencia de 211 CV con un par máximo de 260 Nm. Puede acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 6,4 segundos y alcanza los 240 km/h de velocidad punta. Eso sí, su consumo medio homologado se dispara hasta los 7,1 l/100 km y las emisiones se sitúan en 165 g/km.

Por último toca hablar de la versión con motor diésel, la Mini Cooper SD Coupé. El motor es un 2.0 que entrega 143 CV de potencia y 305 Nm de par máximo entre las 1.750 y las 2.700 rpm. Alcanza los 100 km/h desde parado en 7,9 segundos y su velocidad máxima es de 216 km/h. Lo mejor de todo es que consume sólo 4,3 l/100 km y sus emisiones son de 114 g/km.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *