Maserati Quattroporte 2013 al completo


Acaba de ser presentada la sexta generación del Maserati Quattroporte, una de las berlinas deportivas de lujo que a todo aficionado al mundo del motor le gustaría tener. Es más grande que su predecesor, pero eso no le ha impedido adelgazar 100 kilos. Los motores que monta son nuevos y han sido fabricados por Ferrari con todo el mimo del mundo. Van asociados a una caja de cambios automática de 8 velocidades para buscar la máxima eficiencia y un placer de conducción difícilmente superable.

Motorizaciones de lujo

Como coche de lujo que es, sus dos motores tenían que estar a la altura. El V8 3.8 twin turbo de 530 CV de potencia y 650 Nm de par máximo le permite realizar el 0 a 100 km/h en 4,7 segundos hasta plantarse en una velocidad máxima de 307 km/h. Su consumo es de 11,8 l/100 km. La otra opción, más comedida, es el V6 3.0 twin turbo que desarrolla 410 CV y 550 Nm de par máximo. Acelera de 0 a 100 en 4,9 segundos y no puede ir más allá de los 285 km/h. Consume de media 10,5 l/100 km.

En la carrocería también han trabajado mucho. La celda de seguridad es más resistente y ligera gracias al empleo de aluminio, mientras que la ganancia de centímetros en la batalla le otorga mayor estabilidad en carretera. Todo ello por no mencionar que reduce en un 12% el Cx respecto de la generación previa para dejarlo en 0,31.

Muchos cambios estéticos

Aunque parezca mentira, los de Módena han podido mejorar todavía más el diseño de su joya. Desde que nació, allá por 1963, no han hecho otra cosa que superarse.

Para empezar hay que hablar de sus dimensiones: 5,262 metros de longitud con 3,171 metros de batalla, por 1.948 metros de anchura (2,1 metros con los espejos incluidos) y 1,481 metros de altura. Estéticamente da una imagen de esbeltez, elegancia y deportividad que es difícil de encontrar en coches de su segmento.

Su frontal es imponente y sus líneas dibujan una silueta musculosa, pero en ningún momento se percibe una pérdida de armonía que rompa con la tradición. El aluminio está presente en puertas, capó, aletas y portón trasero, algo que debe notarse mucho nada más pisar el acelerador. Perder kilos nunca está de más si lo que quieres es disfrutar de la carretera.


La caja de cambios automática de 8 velocidades es una ZF AT8 – HP70, válida para tracción trasera e integral. Ofrece cinco modalidades de cambio que se pueden activar presionando los botones que hay justo al lado del pomo del cambio: Auto Normal, Auto Sport, Manual Normal, Manual Sport y ICE (Increased Control Efficiency).

La fuerza del motor se transmite a unas ruedas que montan llantas de 20 pulgadas, aunque de forma opcional pueden ser de 19 o 21 pulgadas. Los neumáticos disponibles (delante y detrás, respectivamente) son los siguientes: 245/40 R20 y 285/35 R20,, 245/45 R19 y 275/40 R19, y 245/35 R21 y 285/30 R21.

Interior y equipamiento a la altura


El interior aprovecha el incremento de la distancia entre ejes para ganar espacio. Lo notan tanto las plazas delanteras como las traseras. Los asientos de las primeras, que por cierto son de piel y calefactables, cuentan con hasta 12 posiciones distintas para acomodarse. El panel de instrumentos es enorme, lo mismo que se puede decir del tacómetro y el velocímetro.

Una pantalla de 7 pulgadas sirve para tener bajo control las funciones básicas del Quattroporte. Una de ellas es el climatizador bizona, que por increíble que parezca tiene hasta 13 salidas de ventilación para que el aire se reparta de forma eficiente.


Mención especial merece el Maserati Touch Control, con una pantalla de 8 pulgadas para manejar el navegador, la radio y el DVD. También hay conexión Bluetooth, lector de tarjetas SD y conectores USB y Aux-IN. El maletero tiene una capacidad de 530 litros y los cristales son de doble aislamiento acústico. Hay Wi-Fi, conexión a Internet vía HSDPA, UMTS, EDGE o GSM, 4 tomas eléctricas de 12 V, entrada USB delantera… ¿Se puede pedir algo más? Sí, una equipo de sonido Premium di Bowers & Wilkins con 15 altavoces y mucho más para que la música suene como en un estudio de grabación.

Para terminar, y como podréis ver en la galería de imágenes que se muestra a continuación, decir que a partir de marzo las plazas traseras podrán incorporar dos pantallas LCD inclinables de 10,2 pulgadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *