Más potencia para el Opel Insignia


No es casualidad que una marca saque al mercado más y más versiones de un modelo. Eso significa que ese coche está siendo bien acogido en el mercado, especialmente en estos momentos de complicada situación económica. Opel ha conseguido situarse en los primeros puestos de ventas con su Insignia, cuyo nombre hace honor a la política de la empresa: este coche es su referente. Si no hubiera pocos modelos, ya se comercializa uno más: Insignia en versión diesel biturbo, con 195 caballos de potencia y un consumo de 4,9 litros.

No está mal teniendo en cuenta el precio del combustible en España. Algo que Opel ha debido tener en cuenta cuando ha creado una tecnología nueva de combustión (CleanTech, se llama) que controla todo el proceso a través de un circuito cerrado electrónico. Es decir, gastar lo menos posible si que eso se note en la aceleración y mantenimiento de la velocidad del vehículo. No es la única mejora: lleva una nueva suspensión que mejora la conducción, se ha incrementado la seguridad activa, el motor es de cuatro cilindros con doble turbo compresor con dos fases de carga (mejor aceleración del vehículo y mejor flujo del aire) y con tracción delantera o integral, aunque ésta última sólo estará en el mercado a partir de esta primavera. El equipamiento no varía considerablemente.

Este nuevo Opel Insignia, con esta novedosa motorización (estaba prácticamente reservada para modelos de gama muy alta) estará disponible en las tres carrocerías que la marca alemana tiene para este modelo: versión familiar, cuatro y cinco puertas. El precio tampoco está nada mal para estos tiempos: el modelo más asequible está a partir de los 32.000 euros para un Insignia biturbo con menos de 9 segundos para alcanzar los 100 kilómetros horas y una velocidad máxima de 230 kilómetros horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *