Más movimientos en las fábricas de Nissan en España con objetivo de mejorar la producción y reducir costes


Los rifirrafes de Nissan con sus filiales españolas parece que no terminan nunca. Aún nos acordamos de las huelgas, los ERE y las bajadas de pantalones del Gobierno Autonómico de la Generalitat para que no cerraran la planta barcelonesa. Pero Nissan sigue apretando y quiere más.

La empresa se reunirá durante toda semana con los sindicatos para plantear “mejoras de la competitividad” en las plantas españolas. Esto se traduce en bajar más los costes de fabricación y una reestructuración de la forma de trabajar.

Nissan Motor Ibérica ha solicitado hoy formalmente a los sindicatos con representatividad en los comités de empresa la apertura de un proceso de conversaciones que ha de tener como objetivo “alcanzar un acuerdo marco de ámbito estatal” de mejora de la competitividad.

Estas mejoras han de permitir a las plantas españolas adaptarse “más eficientemente” a las condiciones cambiantes del mercado actual, en palabras de la compañía.

Cruzando los dedos para que no haya más despidos

En teoría todo este movimiento es para beneficio de las fábricas españolas, para que puedan asumir más pedidos y más trabajo. Las declaraciones son que “La introducción de estas mejoras permitiría a las plantas españolas optar a la adjudicación de volúmenes adicionales a los ya confirmados”. Esto está puesto por escrito en un comunicado oficial de Nissan.

Hoy, lunes por la mañana, se está celebrando la primera reunión de la mesa de conversaciones.

Los sindicatos no tienen ni idea aún de cuáles serán las propuestas de Nissan, pero confían en que lo de la reducción de costes no venga acompañado de despidos ni de recortes de salarios. Recordemos que en el último tira y afloja que hubo se pactó una congelación de los sueldos para todo el año y que prometieron que en el 2013 subirían un 0,5% y en el 2014 un 1,5% más. Lo que se sospecha es que las medidas irán más enfocadas a la contratación temporal y que el grueso de la plantilla sea más flexible y suba o baje según la producción.

Nissan tiene fábricas en Barcelona, Ávila y Cantabria, donde manufacturan todoterrenos, furgonetas y camiones. Además, se anunció hace un par de meses que invertirían 100 millones de euros en el 2014 en la Zona Franca de Barcelona para fabricar un nuevo modelo de furgoneta cien por cien eléctrica y que esto llevaría a crear unos 700 puestos de trabajo más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *