Los coches de Transformers 4: Decepticons


Transformers 4: La era de la Extinción” ha arrasado, como era de esperar, en las taquillas de medio mundo. Michael Bay ha vuelto a crear uno de sus cócteles llenos de explosiones, chicas guapas y bólidos que tanto gustan a los jóvenes de hoy en día (a muchos de ellos, al menos). Si te ha gustado “Los coches de Tranformers 4: Autobots” aquí tienes la segunda parte del artículo, esta vez para ver a los coches de los enemigos históricos de los Transformers: los malvados Decepticons.

Conducidos por Megatron (y posteriormente por Galvatron), los Decepticons son una raza malévola y despiadada de robots que buscan ensanchar su dominio sobre el Universo enfrentándose a Optimus Prime y sus compañeros Autobots. Conozcamos en qué coches se transforman.

Lockdown: Lamborghini Aventador LP700-4


La gran estrella de los Decepticons es un insaciable cazarrecompensas de Cybertron llamado Lockdown, que no solo demuestra su robustez cuando se transforma en un robot asesino, sino que también es uno de los coches más veloces cuando adopta el aspecto de un Lamborghini Aventador LP700-4 de color azabache, totalmente amenazante y misterioso. No es para menos.

El motor de este malvado Decepticon de la casa de Sant’Agata Bolognese es un V12 que genera 700 CV a 8.250 rpm y una transmisión bautizada como ISR (Independent Shifting Rods). Se trata de uno de los motores más ligeros de la marca (sólo pesa 235 kg) y más eficiente, puesto que los consumos del Aventador son un 8% más bajos que los del modelo Murcielago. Así, Lockdown puede transformarse en un coche que puede alcanzar de 0 a 100 km/h en 2.9 segundos y una velocidad máxima de 350 km/h.

Cabe destacar que, en la serie animada de Cartoon Network (1997), Lockdown está basado en dos muscle car americanos que marcaron época; el Chevrolet Corvette C3 y el Mercury Cougar de 1960.

Stinger: Pagani Huayra


Sin duda, uno de los villanos más destructores y asesinos de todos es Stinger, un Decepticon construido por la agencia KSI que junto al Bugatti Veyron (Autobot) y el Lamborguini Aventador es uno de los coches más veloces de todos. Cuando no está saboteando o en combate contra sus enemigos, se transforma en un sorprendente Pagani Huayra de 2013 color rojo y negro.

Para aquellos que no lo conozcan, se trata de un superdeportivo que comenzó a desarrollarse a mediados de los 90 bajo el pseudónimo de “proyecto C9”, como sustituto natural del modelo Zonda. Con más de 700 caballos y 1.000 Nm en su motor Mercedes Benz AMG V12 biturbo de 5.980 cm3, esta maravilla de la automoción (con puertas; alas de gaviota) debe su nombre a Aymara Huayra, el dios del viento para los nativos de la Cordillera de los Andes.

Galvatron: Freightliner Argosy


Y acabamos con Galvatron, una especie de reencarnación limitada de Megatron, comandante Decepticon y enemigo nº 1 de Optimus Prime en el filme. Al igual que el líder de los Autobots, Galvatron se transforma en un espectacular camión semi-remolque modelo Freightliner Argos 2014 de la marca estadounidense Daimler Trucks, con sede en Oregón.

Este camión, modelo 2014, posee un potente impulsor DDC 60 de 12.700 cc con turbocompresor de gas capaz de generar una potencia máxima de 430 hp a 2100 rpm, mientras su par motor llega a los 2.237 Nm. El peso del chasis 6×4 y la alta cabina (sin carrocería, tal y como aparece en Transformers 4) alcanza los 7.900 kg, aumentando a los 27.483 kg con remolque. Y es por eso que Galvatron es uno de los “pesos pesados” del filme junto a Optimus Prime.

1 comentario

  1. la verdad no me canso de ver la pelicula ami desde chico me an gustado los carros y los de tranformers son mi sueno de algun dia poder ir a una exposicion y poderlos ver de cercas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *