Los coches de rallyes más emblemáticos

Celica
Normalmente en Motor a Fondo no solemos tocar el tema de los automóviles de competición. Sin embargo, no es ningún secreto que en el Mundial de Rallyes han participado modelos que son también un emblema de nuestras calles y que, gracias a su participación en el Mundial de Rallyes consiguieron aumentar su leyenda hasta convertirse en iconos de sus respectivas marcas. Algunos de ellos incluso se siguen fabricando o fueron el germen de nuevos modelos. ¿Cuáles son estos modelos míticos que triunfaron en el Mundial de Rallyes?

Peugeot 205

Peugeot 205 T16
El Peugeot 205 es todo un emblema de las carreteras españolas y europeas pero también es uno de los coches más celebres que han pasado por el campeonato mundial de rallyes. En una época en la que la potencia lo era prácticamente todo, apareció en el Mundial de Rallyes el Peugeot 205 Turbo 16, una mala bestia de apariencia similar a una bala y potencia aproximada a una bomba atómica. Tenía 500 CV y aceleraba de 0 a 100 en poco más de dos segundos (más rápido que un Bugatti Veyron). Además de ganar dos campeonatos mundiales de rallyes, ganó el Rally Dakar en 1987 y 1988.

Toyota Celica

Toyota Celica
Uno de los primeros grandes coches de la historia del WRC, al menos uno de los primeros bólidos emblemáticos que aparecieron tras la cancelación del famoso Grupo B, en el que el Audi Quattro o el Delta Integrale eran los reyes. Al volante del Toyota Célica consiguió Carlos Sainz sus dos campeonatos mundiales, como también consiguieron subirse a lo más alto del campeonato de pilotos Juha Kankkunen o Didier Auriol. El Celica es considerado el mejor automóvil jamás fabricado por Toyota y sus líneas deportivas y futuristas (en aquella época) han sido ampliamente imitadas a lo largo de los años.

Lancia Delta Integrale

lancia delta integrale
El gran rival del Toyota Celica en aquella época. El Lancia Delta Integrale se ganó el respeto y la antipatía a partes igual de los aficionados españoles a los rallyes. Poco tiene que ver la historia del Delta Integrale de calle con el de rallyes. Mientras el Integrale de competición fue un rival siempre temido durante casi una década, el Lancia Delta de calle fue un vehículo que pasó sin pena ni gloria por los concesionarios y al que Lancia puso fin a su comercialización en 1999. Eran otros tiempos, en los que Lancia aún era una de las marcas de competición punteras.

Mitsubishi Lancer EVO

Lancer EVO
El Mitsubishi Lancer EVO de Tommi Makinen, el coche que le hizo la vida imposible a Carlos Sáinz y su Corolla. El finlandés dominó con puño de hierro el Mundial de Rallyes desde 1996 a 1999 gracias al Mitsubishi Lancer EVO. El modelo de calle cuenta actualmente con 10 versiones, auque las que participaron en el Mundial de Rallyes fueron las 7 primeras.

Subaru Impreza

Subaru Impreza WRC
El Subaru Impreza 555/WRC ha sido uno de los coches de rallyes más emblemáticos de finales del siglo pasado. Por los asientos del bólido de fabricación nipona han pasado algunos de los mejores pilotos del mundo, entre ellos Juha Kankkunen, Colin McRae, Piero Liatti, Richard Burns o Petter Solberg. El Impreza del WRC cuenta con 3 campeonatos mundiales de constructores y otros 3 de pilotos (Colin McRae 1995, Richard Burns 2001 y Petter Solberg 2003).

Por supuesto, me olvido de algunos como el Opel Ascona, el Ford Focus y, por supuesto, los Citroën Xsara, C4 y DS3 con los que Loeb ha conseguido sus 9 campeonatos del mundo. Y ojo, porque el Polo WRC va camino de merecer estar en esta lista dentro de unos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *