Los coches de lujo se van a China


El mercado chino se está consolidando como uno de los ideales para la exportación de coches de lujo. Esto no es algo que yo me invente así como así, es algo que digo después de que se haya declarado un incremento del 150% de las importaciones de este típo de vehículos en el país asiático. Está claro que cada vez hay más ricos allí, por lo que la demanda se ha disparado considerablemente.

En las aduanas registraron la entrada de 460.000 coches de lujo entre enero y julio de 2010, una cifra muy elevada en comparación con la obtenida en el año anterior. Eso sí, los compradores chinos siguen decantándose principalmente por los vehículos procedentes de Estados Unidos, el precio medio de los cuales suele ser de 162.000 euros. Quienes los compran son mayoritariamente empresarios y altos funcionarios del gobierno.

El Lincoln Navigator y el Cadillac Escalade suelen ser los más demandados. Algunos de ellos incluso llevan blindaje para evitar cualquier tipo de atentado. Marcas como BMW o Audi siguen estando un poco lejos, aunque cada vez están haciendo más esfuerzos para calar hondo entre la alta sociedad china. Tal vez necesiten anunciarse más, o tal vez tengan que cambiar sus diseños para adaptarlos a los gustos de allí.

China se ha colocado en el segundo lugar en lo que a compra de productos de lujo se refiere, superando a los todopoderosos Estados Unidos. Sin embargo, Japón sigue siendo la potencia mundial en ese sector, aunque se prevé que dentro de cinco años los chinos estén por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *