Los cochazos del hijo de Jordi Pujol


En nuestro país no hay nada como ser un político corrupto. Por desgracia esa especie abunda en nuestro país y no hay nadie que ponga solución al tema, entre otras cosas porque son ellos quienes se encargan de aprobar las leyes que les permiten robar todo lo que les da la gana sin tener que pagar por ello.

Eso explica que elementos como el hijo mayor de Jordi Pujol, ex presidente de la Generalitat, pueda tener a su disposición una nave industrial en la que guarda con mucho mimo y sigilo una colección formada por 20 coches deportivos o de alta gama, y no son precisamente maquetas de las que vende por fascículos el Grupo Planeta. Lo que ha tenido que trabajar ese hombre para tenerlos, ¿no? Bienvenidos una vez más a Españistán, o Cataluñistán, como prefiráis.


Jordi Pujol Ferrusola tiene, según el periódico La Razón, un Ferrari F40, un McLaren Mercedes SLR, un Lamborghini Miura P400 y unos cuantos más hasta llegar a 20. La criatura tiene buen gusto y es probable que ya esté pensando en comprar una segunda nave para colocar más “cochecitos” que se llenan de polvo. Mientras pueda chupar del bote lo hará.

¿Qué os parece el tema? ¿Es para quedarse de brazos cruzados? Creo que los coches deberían ir a parar a un museo y el hijo de Jordi Pujol a la cárcel, pero como va a ser que no os invito a hacer una visita cultural por Olesa de Montserrat (Barcelona), que es donde se encuentra la nave en cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *