La crisis de los peajes sigue creciendo


Este fin de semana, de la noche a la mañana, los peajes catalanes de la AP-7 y la AP-2 han subido un 7,5%, y aún subirán hasta un 10% más cuando el 1 de septiembre nos enchufen el aumento del IVA. Son vías que ya han sido amortizadas; no una, sino dos o tres veces. La gente está muy harta.

La plataforma #novullpagar (No Quiero Pagar) ha reaccionado manifestándose en plena autopista, cortando el tráfico a la altura de Mollet en la AP-7. Abertis al final no tuvo más narices que levantar las barreras y dejar pasar a los coches cuando el atasco superaba los dos kilómetros y cuando unas personas intentaron arrancar una barrera de cuajo.

Lo que quieren es que estemos divididos

Entre los medios de prensa catalanes y los que tienen sede en Madrid, los políticos juegan a acusarse unos a otros por el abuso desmesurado de los peajes en Cataluña. A mi juicio, es todo un juego de desinformación donde nadie está diciendo la verdad y que sólo les beneficia a ellos. Les gusta que entre las Comunidades Autónomas se creen animadversiones, cuando todos tendríamos que estar unidos en esto.

Los políticos catalanes acusan a Madrid de la subida de pagos para solucionar su crisis en las radiales. Los políticos de Madrid y los peces gordos que dominan el mundo de los peajes como Abertis dicen que no, que todo es culpa del gobierno catalán ¿A qué jugamos? Como siempre, el ciudadano no sabrá nunca la verdad ni quién se está forrando con el dinero de las personas.


Igual que en el resto de Europa, los peajes van a seguir apareciendo como setas. Poco a poco, los ciudadanos de todas las Comunidades Autónomas vamos a experimentar en nuestras carnes lo que significa que te roben día sí y día no. Por eso digo que todos estamos dentro del huracán.

Una solución justa que no llegará

El Consejero de Territorio y Sostenibilidad en Cataluña, Lluís Recoder, ha reclamado esta mañana a Fomento “la instauración de un sistema homogéneo y justo”. Antes de que ellos decidan poner peajes donde quieran y al precio que quieran, Recoder sugiere que se implante un sistema de “peajes blandos”. Que estén en toda España, pero que no superen los céntimos de euro en su precio. Me temo que eso no va a pasar. Los peajes estarán en toda España, claro que sí, pero de “blandos” no tendrán nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *