Iveco Stralis Hi-Way, un camión fabricado en Madrid se lleva el galardón “Truck of the Year 2013”


El camión del año 2013, según los 25 periodistas europeos especializados en vehículos industriales que deciden quién se lleva este prestigioso premio. Iveco pertenece al grupo Fiat, pero de su fábrica en Madrid ha salido este portento, todo un hito en ingenieria. El jurado ha dicho que ”supone la mejor contribución a la eficiencia del sector del transporte por carretera, en términos de reducción del consumo, seguridad, confort y menor impacto medioambiental”.

Alfredo Altavilla, el consejero delegado de Iveco, no esconde su alegría: “Estamos orgullosos de recibir este reconocimiento. Este vehículo es la mejor prueba de la renovación de nuestra estrategia empresarial, que nos hace estar más cerca de nuestros clientes para poder ofrecerles los mejores productos”

El Stralis tiene dos versiones cuyo tope puede acarrear con 44 toneladas de peso. Para ello hacen falta unos motores muy especiales. Los hay de 8, de 10 y de 13 litros, casi nada. La potencia de la versión más salvaje es de 560 CV de diesel.También puede montar tres tipos de cajas de cambio: una manual, una robotizada fabricada por ZF y que tiene 12 relaciones, y un cambio automático de seis marchas del fabricante Allison.


Las cabinas están diseñadas con la última tecnología para todos aquellos conductores que se dedican al duro trabajo del transporte de largas distancias, y cuentan con los sistemas telemáticos más avanzados y los dispositivos electrónicos más innovadores para la seguridad en la conducción. Estas cabinas pueden ser de tres tipos, siendo el tope de la gama las AS (Active Space), que son las más equipadas y con el techo más elevado para aquellos que han de pernoctar dentro del camión durante su ruta.


El Stralis también puede configurarse con hasta cuatro ejes, pudiendo elegir que éstos sean fijos, elevables o direccionales en función del uso que haya que darles. Las configuraciones de fábrica son interminables y creo que abarcan cualquier necesidad para cualquier misión de transporte pesado.

El verdadero prodigio y lo que ha hecho que el jurado se decante por esta inmensa máquina es que sus motores incorporan una tecnología llamada Cursor FPT Industrial, que rebaja el consumo de carburante y optimiza las prestaciones gracias a su sistema de recirculación de gases Hi-eSCR. La eficiencia se ha elevado hasta tal punto que ya supera la norma de contaminación Euro6 mucho antes de que ésta entre en vigor. Felicidades a todos los trabajadores de la planta, que son lo que han hecho posible este asombro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *