Hennessey Venom GT World’s Fastest Edition

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La empresa norteamericana con sede en Houston, Hennessey Performance (HPE), acaba de lanzar una edición especial limitada a tres unidades denominada “World´s Fastest Edition” del Hennessey Venom GT. De esta forma rinde homenaje al récord de velocidad conseguido el pasado febrero en las instalaciones de la NASA “Kennedy Space Center” (Florida), donde llegó a alcanzar los 435,3 km/h, superando el Récord Guinness de velocidad punta conseguido por el Bugatti Veyron Super Sport en 2010.

Hennessey Performarce, sin duda uno de los mejores preparadores de superdeportivos del mundo, siempre se ha caracterizado por adaptar su impresionante paquete de mejoras a los coches más representativos del mercado. A la vista están sus triunfos en los equipamientos del Chevrolet Corvette Stingray C7, el Lexus LX 570, el Ford SVT Raptor o el Shelby Camaro HPE550. Ahora, la marca fundada en 1991 despliega todo su arsenal de soluciones estéticas y mecánicas para “modificar” los genes de su Hennessey Venom GT.


¿Qué razones tiene Hennessey para lanzar al mercado una edición especial limitada de un modelo ya inmejorable? La respuesta es sencilla: para celebrar la potencia americana como se merece. Y aunque este modelo haya rodado a 435,3 km/h superando todos los registros de velocidad marcados en la historia, su récord no está homologado por ninguna institución (al menos de momento). Y es que, para aprobar una marca en los test de velocidad hechos para el Récord Guinness, el Venom GT debería haber recorrido la misma distancia en dos sentidos y no en una sola dirección.

No obstante, el Hennessey Venom GT World´s Fastest Edition justifica su nombre por llevarse la mejor marca de aceleración de la historia (de 0 a 300 km/h en solo 13,63 segundos) hecha oficial, esta sí, por la organización Guinness World Records.

Serie limitada a solo tres unidades


Las diferencias estéticas son lo más llamativo de esta edición limitada a solo tres modelos, los cuales han sido vendidos a pocas horas de su presentación a un módico precio de 1,25 millones de dólares (más de 900.000 euros al cambio). La decoración cuenta con unas “racing stripes” de color azul y rojo que, unidas al blanco de la chapa, conforman los colores de la bandera de los Estados Unidos.

Este sorprendente modelo lleva un motor de 7.0 litros V8 twin-turbo de 1.244 CV de potencia que permanece inalterado al coche original. Su proporción de peso-potencia lo hace el número uno del mundo: 1.244 caballos para 1.244 kilos de peso total, algo impresionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *