Ford Mustang 2015 y la luz del sol, últimos detalles de su diseño


Hay que reseñar que este Mustang llegará en dos años, que el que arribará primero a costas europeas en escasos meses aún pertenece a la vigente plataforma y generación mecánica. Este vídeo de Ford es una excusa más para ir vendiendo el coche antes de que esté terminado. Como extra nos llevamos imágenes definitivas y sin retocar del pony car más ilustre.

Así es el bussiness ahora y nos encanta. En el fondo, el juego de la seducción de las marcas de coches a través de los social media nos deja ver algunas cosas que están entre bastidores, prolijidad de pormenores que años atrás difícilmente el cliente podía conocer.

¿Por ejemplo? Una carrocería se moldea en buena parte para que –bajo la luz del sol– el conductor esté lo más protegido de destellos y reflejos que podrían cegarlo y comprometer la seguridad vial. No es un asunto baladí: hay miles de condiciones lumínicas y meteorológicas a lo largo de los días y estaciones del año, y se multiplican porque en cada rincón del planeta la incidencia del sol es diferente. Si vas a crear un coche que se venda en todo el mundo, éste es un aspecto bastante relevante.

Las marcas lo saben y lo tienen en cuenta, algunas más que otras, y depende también de si el vehículo va a estar sometido a un escrupuloso estudio y disección por parte de compradores, críticos, pilotos, periodistas… Es decir, en el Mustang, Ford se juega el nombre y la casta. Por eso no hay sutileza que no haya sido contemplada.

Ford Lighting Lab

El interior del Mustang 2015 tendrá disponibles salpicaderos y ornamentaciones en aluminio, material que puede causar reflejos de luz molestos o peligrosos. Otra cuestión es la nueva instrumentación y pantalla táctil en la consola central… Sea cual sea la luz exterior, todo debe ser siempre legible, no como cuando nos ponemos a forzar la vista y hacer caras raras intentando ver qué pone en la pantalla del teléfono si estamos en la calle a pleno día.

El Mustang 2015 gustará o será odiado. No sólo porque vayan a venir motores de cuatro cilindros EcoBoost o porque su suspensión trasera pase a ser multibrazo, sino porque la silueta del coche adopta formas completamente inéditas, y la facción más dura de fanáticos puede quedar en un principio en estado de shock. Pero no habrá vuelta atrás, ya que el modelo va a seguir viviendo y aquí empieza una nueva etapa.

En el vídeo podéis ver cómo se ha estudiado la incidencia de las luces sobre el coche. Las pruebas se hicieron en el Ford Lighting Lab (algo así como Laboratorio Lumínico de Ford.) Es una bóveda con un brazo móvil que sostiene cuatro focos de 1.500 watios. Desplazándolos, subiéndolos, bajándolos y variándoles la intensidad replican el máximo de condiciones de luz que cualquiera puede encontrarse cuando sale a la carretera. Un vídeo interesante para curiosos de la ingeniería y una buena galería para ver fotos del modelo en su versión de producción final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *