Ford C-MAX Hybrid


En Estados Unidos ya hace mucho tiempo que Ford tiene una gama bastante surtida de híbridos. Gracias al acuerdo que firmaron con Toyota, allí venden un SUV híbrido e incluso un Mondeo, al que recordemos que los americanos lo llaman Fusion. Nada que ver con aquel Fusion, aborto entre crossover y Ford Fiesta, que se estuvo vendiendo en Europa hasta hace nada. Pero nunca se han decidido a traer estos híbridos hasta aquí. Por fin, la cosa parece que va a cambiar.

Parece que han esperado a tener un sistema de hibridación desarrollado propiamente por Ford para dar el paso, y no reaprovechar el de Toyota. Y además le han dado una vuelta de tuerca para superar a los japoneses. Ford ha hibridado su C-MAX con un sistema similar al nipón, pero que consume algo menos y entrega 188 CV de potencia combinada; unido, obviamente, a una caja de cambios automática. Recordemos que la última criatura de Toyota, el monovolumen Prius, sólo alcanza a los 134 CV. Para colmo, Ford lo va a vender unos mil euros más barato.

Dos tipos diferentes de impulsión eléctrica

El modelo sale a la venta en Estados Unidos antes que aquí. De hecho, ellos lo podrán comprar en cuanto pase el verano. Si alguien se pasea por la web americana de Ford, verá que han derivado el C-MAX en dos sistemas diferentes de energía. El que sale primero es del que venimos hablando; funciona con un motor de gasolina al que ayuda uno eléctrico. Pero el segundo, al que han llamado Energy, es más como un Opel Ampera o un Chevrolet Volt. Es decir, el coche se mueve únicamente con un motor eléctrico, pero lleva otro pequeño propulsor de gasolina que actúa sólo como generador para ir cargando las baterías y llegar hasta una autonomía de 800 kilómetros sin repostar.

Es una gran noticia que Ford empiece a traer sus híbridos a Europa. La cosa comenzará con este C-MAX, pero habrá que esperar todavía un año más. Hasta el 2013. Aunque la mejor nueva que nos llega es que se fabricará en la sacrosanta factoría de Almussafes, Valencia. Quitémonos el sombrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *