Ferrari se separa de Fiat Chrysler Automobiles

oficina Ferrari
Il Cavalino Rampante cabalgará solo a partir de ahora. La veterana firma italiana, fundada en 1929 por Enzo Ferrari, se separa de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) por motivos económicos. La multinacional quiere centrarse en su principal negocio y terminar cuanto antes su reestructuración, algo indispensable para cumplir con la cifra de beneficios que han estimado. El plan estratégico de los próximos cuatro años arranca sin Ferrari bajo el paraguas.

Incertidumbre en Wall Street

La empresa sigue siendo la principal accionista de Ferrari, de la que posee un 90% de las acciones. Ahora van a colocar un 10% del capital de Ferrari en Bolsa, así que a partir de ahora cotizará como una empresa independiente en Nueva York. El resto de participaciones irán a parar a los propios accionistas de Fiat, así que la compañía perderá el control total que tenía hasta ahora.

Hay mucha incertidumbre por saber cómo se valora a Ferrari en los mercados financieros. Es seguramente la entidad más mítica de la historia de la automoción, una fábrica de sueños que todo el mundo conoce, aunque son muy pocos los que pueden decir que se han comprado uno de sus coches de calle en algún momento de sus vidas.

Sergio Marchionne

La cara y la cruz

Las cosas le van francamente mal a Ferrari en la Fórmula 1. Alcanzó el éxito con Michael Schumacher como piloto estrella, pero desde que Fernando Alonso está en Maranello todo ha cambiado. Y cuidado, porque el asturiano no tiene la culpa y por fin hará las maletas para irse a una escudería más competitiva.

El problema lo tienen pues en los circuitos, porque en los concesionarios no les puede ir mejor. Están mejorando sus beneficios año tras año, pero quieren reducir el número de unidades vendidas para no perder la exclusividad que tanto valoran sus clientes. Así, con secciones que funcionan bien y secciones que funcionan mal, esperan que los inversores estén dispuestos a pujar fuerte por ellos.

La reestructuración de FCA

Fiat Chrysler Automobiles
Lo que espera Fiat Chrysler es bien distinto. Con los fondos obtenidos en la Oferta Pública de Venta (OPV) tratarán de financiar su reestructuración, que no es moco de pavo. Barajaban esta opción desde que italianos y estadounidenses se fusionaron, y se les abrieron las puertas de par en par cuando Luca Cordero di Montezemolo abandonó su cargo de presidente de Ferrari.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *