Felino cB7, un superdeportivo canadiense


Una empresa canadiense se ha subido al carro del sector de la automoción para hacer mucho ruido. No fabricará modelos que estarán al alcance de todos los bolsillos, sino que se centrarán en superdeportivos con capacidad de despertar el interés de quienes tienen muchos ceros a la derecha en su cuenta bancaria. Será, por tanto, un nuevo competidor para Ferrari, Lamborghini y compañía. Un fabricante de guante blanco más para competir en un segmento que deja muchos beneficios.

Una apuesta valiente

Se llaman Felino Cars, están en Montreal y han invertido mucho tiempo y dinero para tener listo el que será su primer modelo de producción. Eso sí, se fabricará bajo pedido o en una tirada muy limitada porque no quieren pillarse los dedos. Y hacen bien.


Cuatro años de desarrollo para que el Felino cB7 que podéis ver en imágenes sea una realidad. El piloto canadiense Antoine Bessette, a quien podéis ver apoyado en el capó en una de las fotografías, ha sido el encargado de la puesta a punto de lo que todavía es un prototipo, aunque está confirmado que llegará a producción en un futuro no muy lejano.

Fue exhibido durante el Salón del Automóvil de Montreal que se celebró hace unos días y dejó muy buen sabor de boca. Sus prestaciones enamoran y su diseño es cuanto menos peculiar. No se puede decir que sea una imitación de un modelo u otro, ya que han arriesgado para romper moldes.

Prestaciones de escándalo

En lo que no han arriesgado es en la mecánica, ya que se trata de un biplaza que monta un motor V8 de 6.2 litros de origen General Motors que va situado en posición central. Entrega 525 CV de potencia y 662 Nm de par máximo, así que no es de extrañar que esté preparado para carretera y circuito. De hecho, solo pesa 1.143 kilos (con un reparto del 50% en cada eje) y acelera de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos. Lo dicho, es un serio competidor.


La caja de cambios es manual de seis velocidades, pero también podrá montar una automática con las mismas relaciones. Mide 4,2 metros de largo, 1,9 metros de ancho y solo 1,1 metros de alto. Su chasis ha sido fabricado utilizando fibra de carbono, de ahí que sea tan ligero.

Lo mejor de todo, y lo que puede preocupar a sus oponentes, es que se habla de un precio que podría situarse por debajo de los 100.000 dólares. O lo que es lo mismo, por debajo de los 75.000 euros. Tan solo se me ocurre ahora mismo el Chevrolet Corvette, con 460 CV, capaz de ofrecer una relación calidad/precio tan buena.

Vídeo y galería de imágenes

Disfrutad con el primer vídeo oficial del Felino cB7. Después también podéis ver una extensa galería de imágenes en las que aparece desde todos los ángulos. Lo único que falta es ver su interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *