El nuevo Lexus RC F 2014 va a Detroit


Siguiendo la estela flameante que dejaron los 500 Lexus LFA, pero tocando más de pies al suelo, en el anterior Salón de Tokio Lexus presentó el supercoupé Lexus RC. Sin especificar cuándo saldría a la venta ni a qué precios. Esta semana posará en Detroit la variante deportiva de una gama que queda finalmente jalonada en tres opciones mecánicas.

La versión RC F ocupa el trono de este modelo al que se le ha impuesto la responsabilidad de pasarle la mano por la cara a la Serie 4, al Audi A5, al Infinity G Coupé y al Clase E Coupé. El coche mide 4,70 metros, o sea que está en esa categoría. Siempre decide el público si el invento funciona o fracasa, pero en testarudez y empeño, los japoneses no se quedan mancos.

El Lexus RC 350 tendrá un motor V6 gasolina y 3.5 litros de cilindrada. El Lexus RC 300h montará el mismo propulsor 2.5 y el mismo sistema eléctrico HSD made in Toyota que ya se puede conseguir con el Lexus IS300h (223 CV).

El tercero y más ponderado, imponente o excesivo será el Lexus RC F que se verá en el NAIAS a partir del 14 de enero.

Bloque propulsor V8 de 5.0 litros y por encima de 450 CV. El número exacto no está especificado aún en ningún reporte brindado por la marca. Pero es el motor de ocho cilindros más gordo que la firma Toyota ha fabricado hasta la fecha.

Lexus RC vs. Lexus RC F

Las diferencias con el resto de traslaciones del coupé RC son todas bastante evidentes. Sólo tenéis que comparar la foto del modelo en rojo aquí encima, que es la carrocería de las versiones más equilibradas, y las fotos del modelo en azul, que corresponden al cuerpo del RC F.


Aerodinámicamente incorpora un alerón trasero activo que se despliega por encima de los 80 km/h. Las vías están ensanchadas para montar llantas de 19 pulgadas. Los pasos de rueda, en consecuencia, son más exagerados, las tomas de aire frontales y laterales están más abiertas y el capó está más elevado para que el V8 no pase estrecheces y refrigere bien. Hay algunas piezas en fibra de carbono y se ha elegido un sistema de escape con cuatro salidas.

El interior lo han retocado para justificar un incremento de precio que –más que probablemente– será desproporcionado, tomando en cuenta las prestaciones que ya ofrecen los otros dos escalones del supercoupé. Los asientos backet podrán elegirse en cinco tipos de cuero distintos, detalles de aluminio en los pedales y menudeces personalizables en esa línea que todos los fabricantes gustan de utilizar como ornamentación.

De todas maneras, el habitáculo en todos los RC es prácticamente un calco de la berlina media IS. El cuadro de instrumentación operará por diales con información intercambiable en función de lo que el conductor desee monitorear. Pero en lugar del pequeño mando tipo joystick para manejar el multimedia del IS, en los coupés RC habrá una pantalla táctil. Otra mutación que hay que probar antes de ofrecer un veredicto es que el volante no será redondo, sino elíptico. Dicen los sabios que éstos son más precisos y ‘racing’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *