BMW Serie 4 Cabrio


Vuelvo a hablaros del esperadísimo BMW Serie 4 Cabrio, pero esta vez con toda la información que estábamos esperando. Es el segundo de la gama Serie 4 (ya conocemos el Serie 4 Coupé) y promete convertirse en una alternativa muy seria para quienes están buscando un coche premium con sus características.

Se distingue del BMW Serie 3 Cabrio por varios aspectos. Uno de ellos es el tamaño, ya que la carrocería es más ancha y las distancias entre ejes y entre ruedas son mayores. Mide 4.638 mm de largo, 1.372 mm de alto y 1.825 mm de ancho.

Nos hablan de un descapotable de proporciones perfectas que conserva los rasgos típicos del lenguaje de diseño de la firma alemana: faros dobles, parrilla ovoide doble y grandes entradas de aire en el faldón delantero. Si a eso le sumamos las salidas de aire situadas justo detrás de los pasos de rueda delanteros, el resultado es un modelo atractivo y aerodinámico a partes iguales.

Techo y maletero

Su techo metálico es de tres segmentos y dispone de un sistema de aislamiento acústico mejorado con un guarnecido que absorbe las ondas de sonido. La sensación de calidez incrementa gracias a una luz interior adicional que crea un ambiente muy agradable, ideal para los meses de invierno.

Respecto a su antecesor, cuenta con más espacio para las rodillas y por encima de la cabeza. Los asientos están situados en una posición muy baja para que esa ganancia sea toda una realidad. En el maletero también se da una ganancia de espacio (en total tiene capacidad para 370 litros), e incluso es capaz de almacenar objetos voluminosos cuando el techo descapotable está abierto.

Personalización

La personalización se palpa tanto por dentro como por fuera. Los revestimientos son de dos colores, el asiento del conductor es regulable electrónicamente y existe la posibilidad de contar con calefacción en el apoyacabezas. Es toda una novedad que debe ir de maravilla durante los meses más fríos del año.

Dejando a un lado la versión con el equipamiento básico, es posible decantarse por otras tres líneas de equipamiento (Sport Line, Modern Line y Luxury) y hasta el famoso kit deportivo M.

Motorizaciones

Cuando llegue al mercado estará disponible con un motor de gasolina de seis cilindros en línea (BMW 435i Cabrio), un motor de gasolina de cuatro cilindros (BMW 428i Cabrio) y un motor diésel de cuatro cilindros (BMW 420d Cabrio). Hablamos de potencias de entre 184 y 306 CV, propulsores TwinPower Turbo que no solo son capaces de ofrecer unas prestaciones muy dignas, sino que también cumplen con la normativa de emisiones Euro 6 que entrará en vigor en septiembre de 2015.

La caja de cambios puede ser manual de seis velocidades o automática deportiva de ocho velocidades (opcional). En ambos casos el sistema Auto Start Stop viene de serie.

Gracias a BMW EfficientDynamics el consumo es mínimo para los diésel y para los gasolina. El empleo de materiales ligeros, una aerodinámica optimizada y medidas de ahorro como el sistema Auto Start Stop, el indicador de cambio de marchas o el sistema de recuperación de la energía de frenado, hacen posible hablar de cifras contenidas de consumo y emisiones. Además, con el modo ECO PRO el consumo se reduce en un 20%.

La conectividad también importa

En BMW no han olvidado lo importante que es esta siempre conectado. Por eso incluye ConnectedDrive, un sistema capaz de aunar todos los requerimientos de confort, seguridad, información y entretenimiento. Dispone de un sistema de navegación profesional, un Head-up Display que lo muestra todo con gráficas, protección activa, Driving Assitant Plus para no atropellar a nadie, control de crucero activo, etc.

Para terminar, decir que su presentación se producirá en el Salón del Automóvil de Los Ángeles. El listado de precios todavía no ha salido a la luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *