Cosas a tener en cuenta antes de alquilar un coche


Ya sea durante unas vacaciones, en mitad de una mudanza o por simples necesidades laborales, aquellas personas que no disponen de coche particular siempre pueden plantearse la posibilidad de contratar los servicios de una empresa de alquiler de vehículos.

En el pasado 2013, el uso de estos coches ha aumentado un 0,3% respecto a los datos del año anterior, con un total de modelos contratados en zonas vacacionales que ha superado el 80% de su capacidad. Si estás pensando en alquilar puntualmente este servicio, hoy te daremos unos buenos consejos que deberías tener en cuenta.

¿Cuál es el coche más adecuado?


Es importante saber qué clase de vehículo es el adecuado a nuestras necesidades, ya que el importe de su alquiler depende mayormente de su tamaño, del modelo y, cómo no, de la marca del mismo. No obstante, debemos tener en cuenta además otros factores como la gestión del combustible, que dependiendo de la empresa puede darse en dos casos:

Costo por consumo: Es uno de los métodos más tradicionales y sencillos, aunque depende del tiempo de alquiler. La mayoría de las empresas trabajan con vehículos diesel (también disponen de modelos a gasolina, por supuesto). Este método es sencillo. Ellos entregan un coche con el tanque lleno y a la hora de su devolución, deberás entregarlo en las mismas condiciones. Lo malo, es que también suelen cobrar los litros consumidos a un precio bastante más alto que el que ofrecen las gasolineras.

Costo por tanque: Otro tipo de método que aplican las empresas de alquiler es el costo por tanque de gasolina. Esto consiste en entregar el vehículo con el depósito lleno y cobrar todo el combustible, se consuma entero o no a la hora de su devolución. Este caso es sin duda el más desfavorable, ya que siempre se entrega el coche con gasolina cuyo coste nunca recuperaremos.

Consejos a tener en cuenta antes de alquilar un coche

Entérate de las mejores ofertas


Echa un vistazo a todos los descuentos, las ofertas y los cupones online que ofrecen las distintas compañías de alquiler de vehículos, pueden resultar muy beneficiosos para la tarifa contratada. Asimismo y dependiendo de los días que necesites el coche contratado, quizás te salga más a cuenta escoger una oferta semanal que un alquiler de cuatro días, por ejemplo. Si has tomado la decisión de alquilar un vehículo, aconsejamos que realices la reserva del mismo lo antes posible, ya que puedes ahorrarte mucho dinero reservando el coche con varias semanas de antelación.

No olvides preguntar por el seguro

Debemos ser conscientes siempre de los conceptos a los que está sometido el seguro y los que no. La parte contratante debe dejarte claro si se trata de un seguro a terceros, si es posible convenir un seguro a todo riesgo (muy recomendable) y las consecuencias en caso de siniestro. Recuerda que la edad del conductor afecta al precio del seguro, ya que estadísticamente los menores de 25 y los mayores de 65 tienen un riesgo mayor que el resto de conductores.

Dar parte del número de conductores

Por defecto, el número de conductores autorizados para un vehículo es de uno. No obstante, es muy recomendable que si viajas con más personas que también saben conducir, éstas sean indicadas a la empresa para darles de alta en el seguro. Las mejores empresas no suelen cobrar la extensión a este tipo de servicios.

Preguntar por los kilómetros permitidos

Lo más habitual en todas las compañías de alquiler es permitir un máximo total de 350 kilómetros por día para garantizar el buen mantenimiento en el motor del vehículo. Aun así, algunas casas ofrecen menos kilometraje y por lo tanto debemos estar seguros de qué precio nos cobrarían en caso de hacer kilómetros extra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *