Cómo evitar averías caras en tu coche

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

averia-coche
¿Eres de los que no pueden dormir por las noches cuando el coche empieza a hacer ruidos raros? Normal, puesto que algunas averías pueden suponer un desembolso que alcanza el millón de las antiguas pesetas, 6.000 euros para que me entiendan los más jóvenes.

Es por ello que conviene ser precavido y llevar a cabo un mantenimiento escrupuloso. Además, no hay que olvidar lo importante que es conducir correctamente, ya que los coches no siempre se averían por desgaste de piezas o por defectos de fábrica. Nosotros también podemos ser los culpables.

Correa de distribución

Es un elemento imprescindible en el funcionamiento del motor, ya que marca el ritmo de los piñones, los pistones, los árboles de leva y las válvulas. Si se estropea te puede costar 3.000 euros la reparación. Por eso hay que cambiarla cuando indica el fabricante, que suele ser entre los 100.000 y los 150.000 kilómetros dependiendo del modelo. También dicen que es bueno cambiarla cada 5 años por el desgaste que sufren con los cambios de temperatura. De ahí que muchos prefieran una cadena de distribución, cuyo mantenimiento es mínimo y no requiere sustitución.

Te recomiendo leer el artículo que publicó mi compañero Alex al respecto: “Entendiendo qué es la correa de distribución“.

correa de distribución

Caja de cambios

La caja de cambios no se suele estropear, pero un uso inadecuado puede acabar con su vida útil antes de tiempo. Eso sí, no creas que las transmisiones automáticas son inmunes por el hecho de funcionar “solas”, ya que las de doble embrague están dando muchos problemas. Si no quieres gastarte entre 1.000 y 4.000 euros en una reparación, no te apoyes en la palanca de cambios y engrana las marchas con suavidad.

Junta de la culata

El color del humo que sale por el tubo de escape te puede dar muchas pistas. Evita por todos los medios que la junta de la culata se rompa, ya que cambiarla te puede costar unos 1.000 euros. El hecho de que trabaje a altas temperaturas no le ayuda a sobrevivir en las mejores condiciones. Por eso hay que revisar la cantidad de líquido refrigerante del coche.

Inyectores

Mucho cuidado si tienes un coche diésel. Un fallo en los inyectores se puede traducir en una factura de 2.000 euros en el taller de turno. Apuesta por carburante de calidad y pide una limpieza de inyectores de vez en cuando. Hay casas que ofrecen ese servicio junto al del cambio de aceite y otras revisiones.

inyectores

Embrague

Es como el amor. De tanto usarlo se puede romper. Lo malo es que la broma te puede salir por unos 1.500 euros dependiendo del coche que tengas. Se recomienda pisar el pedal con delicadeza y mantenerlo a fondo cuando vayas a cambiar de marcha. Eso sí, suéltalo siempre que estés parado en un semáforo para que no trabaje inútilmente.

Bomba del combustible

¿Cuál es su función? La de llevar el combustible hacia los cilindros. Es importante que la presión sea la correcta, ya que de lo contrario el motor no funcionará como es debido. El coste de una reparación puede ir desde los 1.000 hasta los 2.000 euros perfectamente, así que te conviene apostar por el carburante de calidad, que es el que no contiene metal ni agua.

averia-coche-2

Turbo

La avería más cara de todas es la que tiene que ver con el turbo, ya que te puede costar 6.000 euros dependiendo de la máquina que conduzcas. Para disfrutar de unos caballos extra el aire debe entrar en el motor a gran velocidad, y cuando esto no sucede es porque está averiado. ¿Qué hacer para que no se averíe? Conducir bien, y con eso me refiero a no quemarlo más de la cuenta. Dejarlo al ralentí un par de minutos antes de arrancar es un buen consejo, ya que de esta forma se lubrica bien. También es recomendable dejar que el motor se enfríe un poco antes de apagarlo, o no subirlo mucho de revoluciones hasta que el motor esté caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *