Cómo comprar un coche en una subasta


La crisis ha hecho que el sector de la automoción se esté moviendo de una forma distinta a la de años atrás. Ahora las matriculaciones de vehículos nuevos escasean, pero el mercado de segunda mano se ha reavivado y de qué manera. Sea para adquirir un coche que sirva para acceder al Plan PIVE 2 o porque simplemente no hay dinero para comprarse un coche nuevo, es un hecho que nadie puede discutir.

Algunos de esos coches, concretamente los que pertenecían a empresas públicas y privadas, han visto en el mercado de subastas la solución perfecta para seguir circulando por nuestras carreteras. Cada vez hay más vehículos embargados a empresas que están en concurso de acreedores y es por ello que se está despertando un cierto interés por la compra a través de esta vía.

Oportunidades por las que pujar

La semana pasada os comenté que el Estado subastaba 100 vehículos y ahora es el turno de unas 550 unidades (turismos, vehículos comerciales y motos) que buscan dueño en una subasta pública a la que cualquiera puede acceder para pujar.


Os puedo decir que hay coches para todos los gustos y bolsillos. Desde un Fiat Punto matriculado en diciembre de 2005 que parte desde los 2.500 euros hasta un Volkswagen Touareg 3.0 TDI V6 con menos de 6 años por 14.000 euros. Todos están en el Listado Público del Ministerio de Empleo y Seguridad Social para que puedas calcular cuánto estás dispuesto a pujar por él.

Para pujar hay que acceder a la página web del Ministerio, elegir coche y acudir a la hora y al lugar indicados. También es posible hacerlo por Internet utilizando el DNI o certificados electrónicos. En ambos casos hay que ingresar un depósito mínimo: de un 25% si se hace online y un 30% si se hace de forma presencial el mismo día de la subasta. El cliente ganador de cada puja tiene 15 días de plazo para pagar el resto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *