Coches que solo existen en los videojuegos


La industria de los videojuegos, con un valor actual de 112.000 millones de euros en el mercado mundial, se ha destacado en los últimos años como un mediático negocio que supera en ganancias al cine o la música. Desde los exitosos salones recreativos en los años 70 y 80, hasta la llegada de los cartuchos ROM, cinta de cassete y las poderosas máquinas de hoy en día, los videojuegos han tocado todas las temáticas que se puedan imaginar, incluyendo el mundo automovilístico.

Son muchos los coches que han pasado del asfalto a los píxels de un videojuego, ya sea para simular campeonatos como la Fórmula 1 o en géneros como la estrategia, acción y/o arcade. Lejos de todo eso, hoy hemos reunido una lista con 7 coches de videojuego que si bien están inspirados en modelos reales, son auténticamente únicos, míticos e inimitables.

El Sweet Tooth de Needles Kane en ‘Twisted Metal’


Sin duda alguna, Marcus ‘Needles’ Kane es uno de los payasos más letales sobre las cuatro ruedas, al menos en la saga de videojuegos de acción ‘Twisted Metal‘. Desde su debut en PlayStation hace ya 20 años (1995), este asesino en serie conduce un camión de helados blanco cuyo ataque especial se hace llamar ‘Ice Cream Napalm’. Aunque el Sweet Toth está basado en un Chevrolet Step Van de los años 70 y 80, su lavado de cara es más que evidente.

Los taxis de ‘Crazy Taxi’


¿Recuerdas la musiquilla del ‘Crazy Taxi‘? Cómo olvidar este videojuego desarrollado por el equipo Hitmaker de Sega en 1999 para las recreativas de Naomi. La idea era simple: transportar pasajeros a todo trapo a bordo de un taxi amarillo descapotable (inspirado en un Chevrolet Impala de los años 60). No obstante, también había que superar rampas y obstáculos, realizar maniobras arriesgadas y llegar lo más rápido posible a tu destino, con un tiempo limitado y cada vez más ajustado. Algo importante del juego, es que algunos de los modelos que se ven en plena calle recuerdan a algunos clásicos como el Chevrolet Biscayne de 1960, el Ford Falcon de 1962, el Pontiac Tempest GTO de 1966 e incluso algún Lincoln Mark III Continental de 1969.

Los coches de ‘Carmageddon’


Catalogado como uno de los videojuegos más violentos de los últimos tiempos, las misiones del Carmageddon incluyen la matanza de peatones y las carreras para destrozar coches contrarios. En su época, las críticas sufridas le sirvieron (irónicamente) para ponerse en los primeros puestos de ventas. Producido por Stainless Software, al comienzo del juego solo se podía seleccionar un coche veloz y débil (el Hawk) conducido por Die Anna, o un coche lento pero mucho más resistente (el Red Eagle) conducido por Max Damage.

El Kamata Fiera de ‘Ridge Racer’


La saga de Namco Bandai ‘Ridge Racer‘, estrenada en los salones recreativos de 1992, cuenta hoy con hasta 26 juegos llenos de acción desenfrenada a más de 300 km/h en impresionantes circuitos. Así, el famoso Kamata Fiera lleva más de 20 años a pie de pista intentando alcanzar el nº 1 bajo una imagen que, en su sexta edición parece ser una mezcla entre un Nissan Silva S15 y la parte trasera de un Mitsubishi 3000GT.

‘Ridge Racer Type 4’


Continuamos al volante de la saga ‘Ridge Racer’ para destacar algunos de los modelos que levantan y hacen morder el polvo a sus rivales. Aquí, nos metemos de lleno en un campeonato de ocho carreras llamado Real Racing Roots ’99 (RRR), donde algunos de los fabricantes que aparecen en el videojuego muestran modelos tan destacados como el ‘Prophetie‘ del garaje Age Solo (con un aire al Mazda MX-5), o el modelo ‘Promessa‘ de la casa italiana Assoluto, el cual recuerda al Toyota MR2.

El Warthog de ‘Halo’


El ‘Warthog‘ o simplemente ‘Hog’ es una especie de Humvee 4×4 militar con un aspecto futurista al que también se le conoce (en términos genéricos) como ‘Vehículo de Aplicación de Fuerza M12’ en la popular saga de videojuegos nacida en 2001, Halo. Esta línea de vehículos de tierra M12 de la UNSC (Comando Espacial de las Naciones Unidas) comparte gran parte de protagonismo en este aventura de disparos en primera persona, con una imagen ha aparecido en múltiples programas de televisión y otros videojuegos.

El coche de ‘Road Avenger’


El ‘Road Avenger‘ o ‘Road Blaster’ (como era conocida la recreativa en los primeros años de su lanzamiento), llegó en 1985 de la mano de Data East y Toei Animation como un videojuego interactivo y de animación muy diferente a los que existían por entonces. El jugador se mete a bordo de un coche deportivo modificado (cuyos rasgos recuerdan al Pontiac Firebird de tercera generación), con el fin de llevar ante la justicia a la banda de motoristas que acabaron con su mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *