BMW Serie 3 eDrive PHEV, el primero de la saga de híbridos enchufables BMW en fase final de desarrollo

bmw serie 3 edrive phev plug in
En referencia a fabricantes europeos de gama media-alta, las presentaciones de prototipos basados en la electricidad está alcanzando un tempo supersónico en este último trimestre del 2014.

Coches eléctricos e híbridos bajo logos históricos en este Continente aparecen más deprisa de lo que a mí me da tiempo a investigar y luego redactar. Los bávaros ahora aprietan el acelerador para trasladar su tecnología híbrida enchufable como la del i8 al resto de modelos que forman el corazón de la marca.

El Serie 3 parece que va a ser el primero en llegar a los concesionarios, sustituyendo al híbrido convencional Serie 3 Active Hybrid.

i3-aparcados
Serie 5 Active Hybrid y Serie 7 Active Hybrid también acabarán por ser desplazados. Los experimentos del BMW i3 y del BMW i8 le han dado un know-how suficiente a la marca como para lanzarse a la aventura comercial y no quedarse detrás del Golf GTE, el Audi A3 Sportback e-tron, o incluso del nuevo Passat Híbrido.

Palabras de Herbert Diess, miembro de la junta de planificación y desarrollo en BMW:

Todos los modelos del grupo se van a beneficiar de los BMW i. La tecnología fundamental involucrada en las células de baterías y unidades de potencia eléctricas será empleada en los próximos híbridos enchufables. En cuanto a la electrificación de las motorizaciones, estamos desarrollando un conocimiento enorme sobre cómo alargar la autonomía, y conseguir ofrecer a un cliente de cualquier parte del planeta una solución ideal.

bmw i3 i8

“Me hago un lío con lo de híbridos normales e híbridos enchufables”

Normal. Ya empieza a saturar la jerigonza de los ingenieros. Lo he explicado en muchos otros artículos, pero esa terminología a veces es confusa.

Un híbrido Plug-in es el techo de lo tecnológicamente comercializable en híbridos (el siguiente paso es el hidrógeno como fuente de electricidad y la desaparición del petróleo).

bmw i8 cargando
PHEV, Plug-in Hybrid, o eDrive, como lo llama BMW, significa baterías de ión-litio mucho más potentes y densas ligadas a motores de gasolina más eficientes. BMW habla de coches que pueden hacer en torno a los 50 kilómetros sin gastar una sola gota de combustible, y que ofrecen la posibilidad de enchufarse a una toma de corriente para recargar las baterías. Es decir, que no dependen exclusivamente del propulsor convencional para hacer las veces de generador-cargador de pilas.

El Toyota Prius fue el primero en tener la variante enchufable de su híbrido, pero creo que ya se pueden contar con los dedos de una mano las marcas que aún no han llegado hasta ahí.
informacion edrive en consola bmw

A cada cual, su propia personalidad

Ateniéndonos a la información que sale de Suttgart, el Serie 3 PHEV o Plug-in Hybrid o eDrive equiparía idéntica tecnología a la del BMW i8, pero sin fibra de carbono y sin costar los más de 120.000 infranqueables euros. Salvando las distancias con el deportivo i8, la berlina pequeña también debería conservar el carácter y el dinamismo sport que la marca enarbola como su escudo de armas.

Mientras que el i8 utiliza un propulsor 1.5 litros TwinPower Turbo, el Serie 3 casi listo para comercialización aloja un 2.0 litros. También es TwinPower Turbo y está presente dentro de la mayoría de vehículos de BMW. La potencia combinada en el Serie 3 sigue en incógnita, aunque ‘por encima de los 200 CV’ es la frase más repetida entre los diferentes medios de comunicación.

Estaremos atentos a los siguientes capítulos en la crónica de guerra de híbridos enchufables europeos versus japoneses. El Serie 3 lo esperamos para el 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *