BMW M5 2018: la berlina definitiva

BMW-M5-frontal
Ahora sí que sí. La sexta generación del BMW M5 ha visto la luz para mostrarnos sus encantos horas después de que se filtraran las primeras imágenes oficiales. Eso sí, la firma alemana no admitirá pedidos hasta la primavera de 2018, así que todavía queda más de medio año para seguir ahorrando.

600 CV que dan para mucho

El nuevo M5 apuesta por el mismo tipo de motor, un V8 sobrealimentado con el que va más que sobrado. Lo que cambia es la caja de cambios, un M Steptronic con Drivelogic que sin dejar de ser automática ahora añade una nueva marcha para ofrecer 8 relaciones. También hay que decir que funciona con convertidor de par, en vez de ser de doble embrague, y que puede manejarse manualmente gracias a las levas que incorpora en el volante.

Estamos hablando de un propulsor de 4.4 litros con tecnología M TwinPower Turbo. Entrega nada más y nada menos que 600 CV de potencia y 750 Nm de par máximo, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos.

La cifra es espectacular, ya que iguala al Mercedes-AMG E 63 S de 612 CV y mejora por una décima el registro del E 63 AMG de 571 CV. Además, es tres décimas más rápido que el Audi RS 6 Avant Performance de 605 CV. Queda claro que no tiene nada que temer ante sus principales competidores.

BMW-M5-lateral
El BMW M5 más rápido y ágil de la historia puede alcanzar los 250 km/h de velocidad punta limitada, aunque con el paquete M Driver se puede pisar el acelerador hasta llegar a los 305 km/h, una velocidad que evidentemente solo está pensada para disfrutar en un circuito o para volverse loco en una Autobahn.

Conducción a la carta

El conductor puede decantarse por uno de los dos modos de conducción disponibles: M1 y M2. Modifican el comportamiento de la dirección, el cambio de marchas, la suspensión y el motor, al tiempo que varía la información que aparece proyectada en el parabrisas.

Deportividad y lujo en el habitáculo

Si nos fijamos en su interior, tenemos que destacar sus asientos deportivos tapizados en cuero con regulación eléctrica y calefacción. De forma opcional se pueden pedir unos asientos que ofrecen mayor comodidad para la parte superior de la espalda e incorporan el logotipo M iluminado.

BMW-M5-interior

Neumáticos, llantas y frenos que dan la talla

Los neumáticos son de 275/40 R 19 delante y 285/40 R 19 detrás. Las llantas de aleación son de 19 pulgadas, aunque en opción se pueden pedir unas de 20 pulgadas que van montadas en unas gomas de 275/35 delante y 285/35 detrás.

Los frenos son ventilados y perforados, mientras que las pinzas delanteras son fija de seis pistones y las traseras flotantes de un pistón. Dichas pinzas son de color azul, pero se pueden pedir doradas combinadas con unos frenos carbocerámicos, en cuyo caso el peso total del coche se reduce en 23 kilos.

Fotos del BMW M5 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *