BMW M3 Frozen Limited Edition


Hoy la cosa va de ediciones limitadas, como veis. La criatura que os traigo es la última perla salida de la caja de los sueños de BMW. Una edición limitada de la carrocería coupé del M3. No es un animal para las ponzoñosas manos de cualquiera, sino que han hecho una criatura tan frágil y angelical que hay que tenerla entre algodones.

Lo que hace tan especial esta edición, a parte de que sólo hay 150 unidades, es el tratamiento de su carrocería. BMW avisa de que hay que tener extremo cuidado con los colores y el acabado. Para que su delicadísima pintura mate mantenga sus propiedades hay que lavarlo a mano y, sobre todo, cualquier cagarruta de pájaro hay que quitarla de inmediato. Este M3 sólo se puede conservar en parking y envuelto en una funda protectora.

Las opciones de pintura mate son en rojo, en blanco y en azul, y al que tenga los 59.000 euros que cuesta en Estados Unidos le va a ser muy difícil decidirse por el color, porque las tres pinturas son preciosas. Claro que el precio es para las américas, yo creo que aquí de los 70.000 no bajará. En cualquier caso, lo sabremos en el mes de enero.

Especificaciones

Siguiendo con el mundo de las extravagancias en mate, la fibra de carbono de su techo está totalmente expuesta. Incluye todos los detalles que rodean a la carrocería en color negro. Las llantas, los grupos ópticos, las tomas de refrigeración y las colas de escape.

La mecánica no varía ni un ápice. El mismo motor V8 de 414 CV y 40,7 mkg de par. En esta edición especial, el único cambio posible es una palanca manual de seis velocidades.

Lo increíble de estas rarezas es el tiempo récord en que se agotan. El año pasado hicieron el M3 Frozen Black y sus 20 unidades duraron 22 minutos. Agotadas más deprisa que las entradas de un concierto de Bruce Springsteen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *