Audi TT 2014: pocos cambios estéticos

Audi TT 2014
Decir que el Audi TT no ha cambiado sería cuanto menos injusto. La nueva generación del deportivo alemán se ha actualizado a todos los niveles para atraer a los clientes que siempre han suspirado por su diseño, pero a nivel estético han querido tocar lo mínimo para no meter la pata.

Para quedar bien ante todos han recurrido a la típica frase que ya he leído en cientos de notas de prensa. Algo así como que conserva los rasgos de la primera generación con el objetivo de mantener esa esencia que le hace especial.

Fiel a sus principios

No sé qué pensará el público en general, pero entre los periodistas acreditados en el Salón del Automóvil de Ginebra circula un mensaje unánime. La silueta es prácticamente idéntica, con formas redondeadas y con ligeras modificaciones que afectan principalmente al frontal y la zaga.

Mide 4,18 metros de largada (2,5 metros de distancia entre ejes), 1,83 metros de anchura y 1,35 metros de altura. Son dimensiones muy parecidas a las de la anterior generación. De hecho, no varía mucho respecto a la primera.

Audi TT 2014

Detalles que le aproximan tímidamente al R8

La parrilla Singleframe se exhibe como el cambio más radical. Es más plana y ancha para darle un toque más deportivo y por primera vez los cuatro aros del logo van sobre el capó, tal y como sucede en el Audi R8. Los faros son de xenón de serie, pero opcionalmente puede montar otros con tecnología LED o los revolucionarios Audi Matrix LED de 12 diodos luminosos que estrenó el nuevo Audi A8. Incorporarlos en la berlina de representación implica pagar 2.930 € de más.

Audi TT 2014 2
Otro acierto que imita al R8 es el que tiene que ver con los intermitentes, que son dinámicos. Por otra parte, las luces se comunican con el sistema de navegación para orientarse hacia donde deben. La superficie acristalada es mayor y deja entrar más luz, mientras que las ventanillas traseras son menos angulosas que en su predecesor.

Un aspecto que no ha cambiado en lo más mínimo es el que tiene que ver con la tapa del combustible. Conserva su clásico diseño, aunque ahora no hay ningún tapón roscado detrás.

En la zaga hay que destacar la inclusión de un alerón retráctil que se despliega a velocidades superiores a 120 km/h. Dicho en otros palabras, si se despliega por las carreteras de nuestro país, es una pista para que la policía te pare por exceso de velocidad.

Audi TT 2014 4
Sin movernos de la zaga, podemos contemplar el diseño horizontal de los grupos ópticos, que de nuevo pueden ser LED o Matrix LED. La tercera luz de freno va colocada justo por encima del alerón retráctil y más abajo tenemos las salidas de escape. Hablamos de una a cada lado si se trata del Audi TT convencional y de dos a cada lado si se trata del Audi TTS, una versión que también se diferencia por la forma de los paragolpes.

Otro de los aspectos a destacar es su reducción de peso. Respecto a su predecesor, teniendo en cuenta la versión que equipa el motor 2.0 TFSI, pesa 50 kilos menos al situarse en los 1.230 kilos.

Interior

Audi TT 2014 3
Sumergidos en el interior que ya nos mostraron hace unas cuantas semanas, llama la atención las líneas horizontales y minimalistas que han utilizado para crear un ambiente deportivo y sobrio a partes iguales. El túnel central divide claramente las zonas de la fila de asientos delanteray el Audi Virtual Cockpit centra toda la atención del conductor.

Gracias a él han podido suprimir la pantalla que normalmente se muestra en el centro del salpicadero. Todo se ve detrás del volante, en la clásica zona del cuadro de instrumentos. Una pantalla a color de 12,3 pulgadas en diagonal se encarga de mostrar toda la información relevante. El velocímetro y el cuentarrevoluciones conservan la dosis de protagonismo que les pertoca, pero no menos importante es la zona destinada al sistema de navegación. Podéis ver su funcionamiento en el siguiente vídeo:

A lo que también hay que acostumbrarse es al manejo del sistema de climatización. Cada salida tiene unos mandos para regular la temperatura de forma individual. De hecho, cada una de ellas tiene una pantalla en la que se muestran los parámetros que podemos modificar: velocidad del ventilador, conexión del aire acondicionado, temperatura y distribución del caudal de aire. Eso en las tres salidas centrales, porque en las laterales manejamos la temperatura de los asientos.

Su configuración es 2+2, con asientos deportivos con reposacabezas integrados que pesan 5 kilos menos que los del TT de segunda generación. El maletero ahora tiene 13 litros más de capacidad para ofrecer 305, pero los ocupantes de la fila de asientos trasera siguen viajando como si fueran en una lata de sardinas con ruedas.

Va sobrado de equipamiento de serie, pero podremos incluir equipamiento opcional de lujo que merece la pena tener en mente. Buen ejemplo de ello son el equipo de sonido Bang & Olufsen con 12 altavoces, el amplificador de la señal de antena sin cables o el avanzado sistema multimedia con navegador y conexión a Internet.

Tres motores a elegir

Audi TT 2014
Audi se ha preocupado por la diversidad de motores. No quieren perder clientes por quedarse cortos, así que el abanico de opciones es muy amplio tratándose de un coche de estas características.

Para empezar, no está nada mal el bloque 2.0 TDI con 184 CV y 380 Nm de par máximo. El único diésel disponible, con turbocompresor y función Start-Stop, acelera de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 235 km/h. El consumo medio es de 4,2 l/100 km e incialmente solo estará disponible con tracción delantera y caja de cambios manual.

Distinto es lo que sucede con los dos propulsores gasolina que ofertan. Podrán ir asociados a una transmisión manual o automática de seis velocidades. Esta última, de doble embrague, es capaz de engranar punto muerto cuando el conductor levanta el pie del acelerador, algo que le sivre para no perder demasiada velocidad. Es lo que sucede con el programa Efficiency activado, que es uno de los que podemos seleccionar con el Audi Driving Mode.

Uno de los gasolina es de 230 CV y puede ir con tracción total. De serie viene con cambio manual de seis velocidades y tracción delantera. Pasa de 0 a 100 km/h en 6 segundos (5,3 segundos con cambio automático y tracción quattro) y alcanza los 250 km/h de velocidad máxima limitada electrónicamente. El consumo medio es de 6,8 l/100 km.

La otra opción, la de 310 CV, es la que le corresponde a la versión TTS. En este caso el sprint de 0 a 100 km/h lo completa en 4,7 segundos y la velocidad máxima sigue siendo de 250 km/h autolimitada. De serie viene con caja manual de seis velocidades, pero opcionalmente puede montar una S Tronic que te permite tirar del launch control para pasar un rato divertido.

Vídeo oficial

Vídeo de su presentación en Ginebra

Galería de imágenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *