Audi S1 y S1 Sportback


A partir de ahora la etiqueta de modelo de acceso a la línea S de Audi no le corresponderá al S3. Serán los nuevos S1 (tres puertas) y S1 Sportback (cinco puertas) quienes ostentarán el privilegio (o más bien todo lo contrario) de ser los más asequibles de una gama que destaca por sus potentes y deportivas versiones.

En un principio se canceló el proyecto que iba a dar a luz a estos S1 y S1 Sportback, pero finalmente han trabajado en su desarrollo y ya están preparados para dar guerra sobre el asfalto. Lo que no sabemos es si harán justicia a unas siglas que han tomado heredadas de un modelo de rallies que no se cansaba de ganar en los años ochenta.

Motor 2.0 TFSI de 231 CV

El motor que montan, de inyección directa y sobrealimentado, es un 2.0 TFSI que entrega 231 CV y 370 Nm de par máximo. Por lo que veis no les ha preocupado mucho el tema del downsizing, pero sí han creído oportuno incorporar tracción a las cuatro ruedas (quattro) y una suspensión dinámica deportiva que les ayuda a dar el do de pecho.


El Dr. Hackenberg, responsable de Desarrollo Técnico, no ha tardado en hablar maravillas del benjamín de la línea S:

El Audi S1 ofrece todas las virtudes de un coche deportivo, altas prestaciones, un manejo preciso y la tracción permanente quattro, que transmite la potencia a la carretera con la máxima eficacia. La tracción quattro tiene un gran número de seguidores que seguramente seguirán aumentando, con la ampliación de la oferta en este segmento.

Prestaciones

Llega para competir con uno de sus primos, el Volkswagen Polo R WRC, con quien comparte propulsor, aunque el modelo de Wolfsburgo entrega 31 CV menos y la tracción es delantera. Acelera de 0 a 100 km/h en 5,8 segundos (5,9 el S1 Sportback) y la velocidad máxima es de 250 km/h. El consumo medio homologado es de 7 l/100 km (7,1 l/100 km el S1 Sportback) y las emisiones de dióxido de carbono son de 162 g/km (166 g/km en el caso del S1 Sportback).

Tracción total, suspensión y sistema de frenado

Volviendo a la tracción integral, hay que decir que todo gira en torno a un embrague multidisco hidráulico que está colocado en el eje trasero. El software de control ha sido programado para que la configuración sea lo más dinámica posible y el bloqueo electrónico del diferencial, que dispone de un control selectivo de par para cada rueda, se encuentra bajo el paraguas del Control Electrónico de Estabilidad (ESC). Está formado por dos etapas de desactivación y complementa la labor del embrague multidisco gracias al frenado selectivo adicional de la ruedas del interior en el paso por curva. Eso se traduce en una conducción que destaca por ser estable, ágil y precisa.


En la suspensión también encontramos cambios significativos. La suspensión trasera no está formada por brazos tirados unidos por un brazo de torsión. Es de paralelogramo deformable para colocar el embrague Haldex junto al diferencial trasero. De no ser así, la tracción total no tendría cabida. Los rodamientos del eje de pivote de la suspensión delantera también han cambiado para facilitar el giro.

En el apartado que tiene que ver con el sistema de frenado, hay que hablar de discos más grandes y unas pinzas que pueden ser de color rojo. Los neumáticos que monta no son de 215/40 R17, sino que son de 225/35 R18. La dureza de los amortiguadores es variable y se modifica electrónicamente.

¿Cómo sé que no es un A1 a simple vista?

A nivel estético, diferenciar un Audi A1 de un Audi S1 es muy fácil. Solo hay que fijarse en los faldones laterales, en su cuádruple salida de escape (dos a cada lado), en los nuevos faros de xenón plus, en los pilotos LED y en los paragolpes. Además, en el interior se aprecia un cuadro de instrumentos con una decoración distinta y los pedales están recubiertos de acero inoxidable mate.

Las tonalidades disponibles para el habitáculo son oscuras, aunque puedes añadir el paquete de diseño interior quattro para que determinadas zonas se muestren con tonos más llamativos. Los asientos de serie están muy bien, pero puedes decantarte por otros, llamados S, que ofrecen una mayor sujeción. Son los que aglutinan respaldo y reposacabezas en una misma pieza.

Precio y disponibilidad

Llegarán a los concesionarios durante el segundo semestre de 2014. De serie serán bastante completos, pero podrás incluir otros opcionales tan destacados como el MMI navegación plus con monitor a color desplegable, la llave de confort o el sistema de sonido Bose.

El precio es una incógnita para el mercado español, pero sabemos que en Alemania se venderá por 29.950 € (30.800 € el S1 Sportback). Pero claro, aquí ya sabéis que pagamos más por lo mismo, así que manteniendo la diferencia de precios que hay con el A1 podríamos esperar un precio de 34.300 €.

Para terminar, decir que no es el A1 más potente que ha fabricado la firma con sede en Ingolstadt. Ese honor le corresponde a una serie de 333 unidades del A1 quattro que ofrecía 265 CV de potencia. Lo malo es que costaba 53.600 €. Timo Scheider lo utilizó para una gymkhana.

Vídeo y galería de imágenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *