Aston Martin y James Bond, 50 años al servicio de Su Majestad


Aston Martin cumple 100 años. Un siglo siendo todo un ejemplo de lujo y distinción, como también lo era el famoso agente James Bond, el agente 007, el cual hacía de los coches de la marca británica una de sus principales armas en su lucha contra los malhechores megalómanos. Curiosamente, el agente James Bond también cumple 50 años desde que apareciera por primera vez en la pantalla grande así que no vemos mejor momento para hacerles nuestro homenaje particular a ambos, James Bond y Aston Martin.

Aston Martin fue fundada en 1913 por Lionel Martin y Robert Bamford en Gaydon (Reino Unido), donde curiosamente también se encuentra la sede de Land Rover, vehículos 4×4 que James Bond usaba en “007: Alta Tensión” y “Skyfall” por ejemplo. Con los años, la popularidad y sofisticación de la marca le llevaron a ser uno de los protagonistas de las películas de James Bond.

Y es que desde que la película de ‘Dr. No’ llegara a los cines del mundo hace ya 50 años, el agente más famoso de todos los tiempos ha exprimido en sus películas los motores de marcas como Alfa Romeo, Mercedes, Rolls-Royce, Bentley y muchos más. No obstante, cuando Sean Connery mostró al mundo las dotes del Aston Martin DB5 en el film de 1964 “Goldfinger”, los destinos de James Bond y Aston Martin quedaron unidos para siempre irremediablemente.


Las características de este modelo en la famosa película de Guy Hamilton, eran tan avanzadas como útiles contra enemigos de la Reina. El coche presumía de sistemas de cortina de humos, derrame de petróleo trasero, una placa de matrícula giratoria, ametralladoras laterales, cristales a prueba de balas, GPS y más interruptores que el coche fantástico. Es la mejor obra que Q, el científico de la agencia londinense MI6, ha puesto en manos del hombre que ha inventado el Vodka con Martini agitado, nunca mezclado.

Además de ser el buque insignia del agente 007 al servicio de su majestad en “Goldfinger“, el Aston Martin DB5 también ha aparecido en películas tales como “Golden Ete”, “Tomorrow Never Dies”, “Casino Royale” y “Skyfall”. Este vehículo con estrella en Hollywood pasó a formar parte de la colección de Harry Yeaggy en 2010, previo pago de 4,6 millones de dólares en una subasta.

Aston Martin después de Goldfinger


Después, Bond cambió de modelo y se pasó en la película de 1987, al Aston Martin V8 Vantage, equipado además con la última tecnología de la época. En 2002, el vehículo multifuncional del agente británico interpretado por Pierce Brosnan, era el modelo Aston Martin Vanquish GT, un potente V12 capaz de camuflarse a la vista de cualquier enemigo. Cuando Daniel Craig llegó a la plataforma del MI6 encarnando un nuevo Bond para el S.XXI, lo hizo al volante de un espectacular Aston Martin DBS que lo acompañaría también en Quantum of Solace y en su última entrega Skyfall.

Aston Martin y James Bond, uña y carne de la elegancia británica, 50 años después siempre al servicio de Su Majestad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *