Guerlain Chicherit se estampa en su intento por batir el récord de salto con un coche


Guerlain Chicherit quiere lograr a toda costa el récord de salto con un coche. Por eso ayer intentó superar los 101,2 metros que alcanzó el bueno de Tanner Foust en 2011. MINI ya se frotaba las manos anunciando que el récord estaba al caer, pero las cosas no salieron tan bien como esperaban…

El suyo fue un gran salto con el que pretendía alcanzar los 109,7 metros, pero al final su osado intento le llevó al hospital. Cogió impulso y salió despedido a gran velocidad, pero no entró en la rampa pisando con los neumáticos, sino que lo hizo con el capó y empezó a dar vueltas de campana mientras el público contemplaba la escena con cierto temor a lo que le pudiera suceder.

Salió ileso

Por suerte, no hubo que temer por la vida de Chicherit, ya que la jaula antivuelco y todas las medidas de seguridad evitaron un buen disgusto. Pese a ello, fue trasladado al hospital por precaución, ya que un golpe en la cabeza puede dejar secuelas que a priori son inapreciables.

La prueba estaba programada para el pasado domingo 16 de marzo, pero las malas condiciones climatológicas la aplazaron. Fue, tal vez, una señal de que las cosas no iban a ir tan bien como se habían planeado. Lo que no sabemos es si MINI y Chicherit lo volverán a intentar. De momento no se ha hablado del tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *