5 descapotables biplaza que no comparten estilos


¿A quién no le ilusionaría estar a los pedales de un coche biplaza descapotable acompañado por su pareja, el sol y un camino despejado? Ya sean con capotas de lona o rígidos retráctiles, los descapotables de dos asientos tienen todo aquello que nos enamora y nos inspiran. Anualmente, los modelos cabrio rondan el 25% de los vehículos alquilados, aumentando su presencia en las carreteras durante los últimos tiempos. Sin embargo, no todos los coches de dos plazas convertibles tienen que estar emparentados, hoy vamos a repasar 5 modelos con muchas diferencias entre sí y para todos los gustos.

Además de los vehículos que se muestran a continuación, cabe destacar que algunas ciudades han puesto en práctica algunas alternativas para llenar sus calles de coches biplaza eléctricos. Es más, en diciembre de 2011 se inauguró en parís el llamado Autolib, un servicio con más de 40.000 usuarios donde, por sólo 144 € puedes alquilar uno de estos vehículos por todo un año.

5 Coches biplaza descapotables, muy diferentes:

Morgan Aero 8, una bestia disfrazada de clásico


Presentado en el Salón de Ginebra del año 2000 (aunque no llegó al mercado hasta un año después), el Morgan Aero 8 es un impresionante descapotable con rasgos clásicos que se regeneró en 2010 con una versión especial denominada ‘SuperSports’, cambiando su capota textil por una metálica. Posee un motor de 367 CV con tracción trasera que gana en potencia a otros modelos de la competencia como el Audi TT RS, el BMW Z4 o incluso el Mercedes-Benz SLK 55 AMG, siendo ligeramente más largo que éste último con unas dimensiones de 4,12 m de longitud, 1,77 m de anchura y 1,20 m de altura.

Aqaba Bell-Aurens, dos billetes para un Safari


Luciendo por segunda vez la base de un Land Rover (modelo 109) de 1968, el restaurador Lorenz & Knorr-Held y el empresario Thomas Bell, levantaron mano a mano el imponente ‘Aqaba Bell Aurens‘, un modelo de dos asientos y chasis con escapes laterales para el bloque motor. Tanto su interior como su motorización han sido moldeados al lujo y la potencia de los coches clásicos ingleses, con tonos safari de metal pulido de madera noble y cuero, y techo de metal. Bajo su largo capó esconde un motor V8 5.0 litros de doble carburador y 288 CV heredado de un Range Rover, aunque retocado por JE Engineering.

Studebaker Avanti 1984, el coche Coca-Cola


En los últimos años de su historia, la empresa estadounidense Studebaker con sede en South Bend (Indiana), lanzó en el Salón del Automóvil de Nueva York uno de sus modelos más icónicos, el Avanti. Diseñado por Raymond Loewy (el mismo hombre que creó la mundialmente famosa botella de coca-cola), el aspecto y la aerodinámica de este modelo sorprendía por su innovación, con líneas y aptitudes técnicas muy adelantadas a su época. En su año de debut se produjeron más de 3.800 unidades en su taller de montaje, aunque en 1985 su producción cayó hasta los 809 coches. El Studebaker evolucionó hasta conseguir diferentes motores con versiones diferentes (incluyendo un descapotable), e incluso montó un motor del Chevrolet Camaro que impulsaba al Avanti a nada menos que 200 km/h.

Iso Griffo Lusso GL 365 de 1965, totalmente exclusivo


No es demasiado conocido, más que nada porque su versión descapotable nunca llegó a la cadena de montaje y solo existe una unidad en el mundo. No obstante, cuando su hermano (versión coupé) se lanzó al mercado en 1965 su folleto indicaba que el modelo era “El mejor coche del mundo”. Este coche de excepción montaba un motor Chevrolet V8 327 de 5.4 litros con dos versiones de 300 y 350 CV. A comienzos de 1968 el motor fue cambiado por un Chevrolet V8 427 denominado ‘Griffo 7 litri’.

Smart Fortwo Cabrio, de lo más práctico


De un exclusivo modelo biplaza descapotable como el Iso Griffo Lusso GL 365, pasamos a uno de los más reconocidos y vendidos del mundo, el Smart Fortwo Cabrio. Con un precio que ronda los 13.000 €, este modelo es uno de los descapotables más económicos del mercado, aunque también uno de los más pequeños (mide 2,6 metros de largo). Con un motor que oscila entre los 71 y 107 CV de potencia en su versión gasolina y 54 CV el modelo Diésel CDI, el Smart Fortwo es ideal para conducir por ciudad. Además, incorpora de serie un sistema de control de estabilidad, un control electrónico de tracción, dos airbags y elevalunas eléctricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *