Bale deja de conducir Lamborghinis para no lesionarse

Share on Facebook5Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Gareth Bale Lamborghini
Increíble pero cierto. Gareth Bale, uno de los futbolistas más galácticos del Real Madrid, ha tomado una decisión que a más de uno le ha pillado por sorpresa. Cansado de volver del Reino Unido con molestias en sus piernas, el centrocampista galés ha decidido dejar de conducir superdeportivos Lamborghini. A la firma italiana no le habrá hecho ni chispa de gracia la noticia, aunque a decir verdad no era cliente suyo.

Los culpa de sus males

Bale alquilaba los coches a una empresa que pone a tu disposición un colección espectacular para que elijas el que tú quieras a lo largo del año. El pasado mes de julio se hizo socio del Auto Vivendi Super Club Car comprometiéndose a pagar 30.000 libras al año, lo que al tipo de cambio actual se traduce en unos 45.000 euros de nada.

Estaba muy contento por formar parte de dicho club, algo que quiso demostrar públicamente compartiendo una foto en la que aparecía junto a un Lamborghini Huracán con el siguiente mensaje:

Muchas gracias a los chicos de Auto Vivendi Super Club por dejarme sus coches, ¡no puedo esperar más para irme con ellos!

Lo que tenía pinta de ser una relación idílica, se convirtió en un infierno cuando volvía lesionado a la capital de España. La culpa no la tenían los partidos internacionales que disputaba con su selección. Llegó a la conclusión de que el problema eran los Lamborghini que había conducido, y eso que mide 1,83 metros de altura, que no es una barbaridad.

Es curioso, porque años atrás su compatriota Ryan Giggs tomó la misma decisión. Dejó de conducir superdeportivos para no tener molestias musculares. Raro que otros deportistas de élite no hayan seguido sus pasos. ¿No será que se colocan mal dentro del coche?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *