Volkswagen trabaja en un nuevo SUV para Estados Unidos

Volkswagen CrossBlue 10
Volkswagen ha decidido fabricar su segundo modelo en Estados Unidos. Hasta ahora se ocupaba del Passat destinado al mercado norteamericano en la planta de Chattanooga, donde a finales de 2016 también se fabricará un nuevo SUV de siete plazas que estará basado en el CrossBlue, un prototipo que presentaron en el Salón de Detroit de 2013 y que tuvo su continuidad con el CrossBlue Coupé mostrado meses más tarde en el Salón de Los Ángeles.

Tanto énfasis en dicho proyecto nos hacía pensar que el modelo de producción llegaría tarde o temprano. Y así es. A finales de 2016 se ensamblarán las primeras unidades del CrossBlue, que tal vez llegará al mercado con otro nombre, pero que compartirá muchas cosas en común con el prototipo que fue presentado con la etiqueta de híbrido enchufable.

Inversión mastodóntica

Van a invertir 900 millones de dólares (unos 645 millones de euros al tipo de cambio actual) y se van a crear 2.000 puestos de trabajo. Solo en Tennessee, que es donde está la fábrica, invertirán unos 600 millones de dólares (432 millones de euros al cambio). Crearán un Centro Nacional de Investigación y Desarrollo y de Planificación en Chattanooga y no dejarán ni un solo detalle a la improvisación. La zona dedicada a la producción crecerá 50.000 metros cuadrados.

Volkswagen CrossBlue 6

El SUV de tamaño medio fabricado en Chattanooga nos permitirá satisfacer los deseos de nuestra red de distribuidores, ya que atraerá nuevos clientes a los concesionarios y generará un crecimiento adicional para la marca. Estamos deseando entrar en este creciente segmento de vehículos con este SUV de siete plazas y calidad superior.

Son palabras de Michael Horn, que es presidente del Consejo de Dirección del Grupo Volkswagen de América desde que la firma alemana decidió “cargarse” a Jonathan Browning por los malos resultados que estaban obteniendo.

Previsiones optimistas al otro lado del charco

Esta inversión es parte de los 7.000 millones de dólares que están destinados a Estados Unidos y México entre 2014 y 2018. Quieren crecer considerablemente en ambos mercados y es por ello que se van a hacer grandes por esos lares mejorando sus plantas actuales y creando nuevas instalaciones. El objetivo que se han marcado es el de matricular 800.000 vehículos cada año en Estados Unidos, una cifra optimista que les obliga a pujar fuerte.

El CrossBlue en imágenes

A continuación puedes ver más imágenes del Volkswagen CrossBlue, que es el modelo en el que estará basado el SUV de siete plazas que están desarrollando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *