SsangYong Tivoli, presentado en Ginebra

SSY Tivoli Rojo delantera
El primer día de diciembre del año pasado te hablé de él por primera vez. El nuevo SUV de SsangYong, el Tivoli, estaba de camino y ya podíamos ver tres dibujos que nos adelantaban sus líneas. Esta semana, visto lo visto en Ginebra y como puedes comprobar en las dos imágenes que ilustran este artículo, han mantenido su diseño y están preparados para que arranque su producción.

Una apuesta firme

Es un SUV compacto para el que han empleado 42 meses de desarrollo y unos 280 millones de euros. Según se puede leer en la nota de prensa que nos han enviado, no solo se trata de un coche nuevo, sino que también marca “un nuevo comienzo para SsangYong en todo el mundo”.

Dimensiones

Mide 4,19 metros de longitud, 1,79 metros de anchura y 1,59 metros de altura, lo que le sitúa en un escalón inferior si lo comparamos con el Korando, cuyas dimensiones son más generosas. Es un rival directo del Opel Mokka, el Renault Captur o el Nissan Juke.

Su maletero tiene una capacidad de 423 litros, que viene a ser lo que ofrece un Mitsubishi ASX (416 litros) o un Suzuki S-Cross (430 litros). A los que gana por goleada en este apartado es al Opel Mokka (356 litros), al Renault Captur (377 litros) y al Peugeot 2008 (338 litros).

SSY Tivoli Rojo trasera

Motorizaciones

En lo que a motores se refiere, hay dos elecciones claramente diferenciadas. Por un lado el gasolina 1.6 e-XGi 160 de 126 CV y 160 Nm de par, y por el otro el diesel 1.6 e-XDi 160 de 115 CV y 300 Nm de par. Ambos pueden ir asociados a una caja de cambios manual de seis relaciones o a una automática de convertidor de par que ha sido diseñada por el fabricante AISIN. Las versiones con transmisión manual incorporan de serie el sistema Idle Stop&Go, que viene a ser un Start&Stop para que nos entendamos.

La tracción puede ser 4×2 o 4×4. Su altura libre respecto al suelo es de 167 milímetros, así que eso le permite moverse con soltura por carreteras sin asfaltar, aunque no por ello podemos pensar que es un todoterreno capaz de meterse en cualquier berenjenal y salir de rositas. El ángulo de salida es de 20,8 grados y el de ataque es de 28.

Sorprendentemente personalizable

Aunque SsangYong nunca se ha caracterizado por ser una marca que cuida en exceso su estética, esta vez han pensado en los gustos de sus clientes y por eso existen ciertas opciones de personalización. La carrocería puede ir pintada de varios colores, algunos de ellos bi-tono, y en el habitáculo encontramos más posibilidades, concretamente tres colores para la mayoría de partes del interior y hasta seis tonalidades distintas para el cuadro de instrumentos. El tamaño de las llantas varía entre las 16 y las 18 pulgadas y hay varios diseños a elegir.

Algunas chucherías que saben muy bien

El equipamiento, como siempre sucede en estos casos, varía considerablemente de una versión a otra. Lo que es bueno saber es que puede equipar siete airbags, faros de xenón, sistema multimedia con pantalla táctil de siete pulgadas y cámara trasera de ayuda al estacionamiento, asientos delanteros calefactables tapizados en piel (el del conductor también incluye ventilación), sistema de ayuda para arrancar en pendiente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *