SRT Viper Time Attack 2014: 33 pilotos para 33 coches


No habrá ninguno más, sólo ésos van a salir de fábrica. Puesto que el Viper ni siquiera se vende en España, vete haciendo a la idea que lo más cerca que vas a estar del Time Attack es ahí sentado delante de tu ordenador, mirando fotos. Ni Viper GTS, ni Viper ACR. El TA (Time Attack) será el depredador que figure en la parte más alta de la cadena trófica. En su nombre ya está claro que está remodelado para lijar cronos dentro de circuitos. Aunque con los pocos que se van a ensamblar, quedarán en garajes de coleccionistas, enjaulados.

El Viper GTS y el Corvette ZR1 se vieron las caras en el circuito de Laguna Seca, y el Chevrolet ganó la partida. La gente de SRT, obviamente, se sintió insultada. Así que han respondido con este package específico para conseguir su vendetta. Está desarrollado sobre el SRT “normal”, y no sobre el más potente GTS, cosa que se me antoja extraña.

Dándole vueltas, los ingenieros han creído que si algo se podía hacer para rebajar los tiempos por vuelta era transformar toda la suspensión. El Time Attack hace uso de unos amortiguadores Blistein Damptronic con dos posiciones fijas a elegir por el piloto según en qué punto del circuito se encuentre o cuáles sean las características del mismo. De todas formas, ambos modos de amortiguación son más firmes que los de cualquiera de las otras versiones del SRT y los brazos vienen con muelles totalmente distintos.

Fibra de carbono

Nuevas barras estabilizadoras y refuerzos transversales para el vano motor fabricados en fibra de carbono; los originales eran de aluminio. También hay más fibra de carbono sobre la carrocería: en el splitter delantero, en el difusor trasero (rediseñado desde cero) y en el alerón ajustable.

El resto de cosas que varían son meramente estéticas, como el color “Crusher Orange” (Naranja Trituradora), las llantas Sidewinder II, o las pinzas de freno en negro anodizado. Por dentro el coche sigue exactamente igual y con el mismo equipamiento. Y en cuanto al motor no se le ha hecho ningún retoque, se queda con los idénticos 649 CV. Ralph Gilles, mandamás en SRT, afirma que esta serie limitada no es para un nicho de clientes que busquen potencia, sino perfeccionismo dentro de la pista. No sé yo si hay lo que se dice “un nicho” de clientes que compran coches sólo para bajar cronos

Del precio ni han hablado. Como todos los Viper, se mostrará a la humanidad en el Salón de Nueva York y su fabricación arrancará entre junio y agosto de este mismo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *