Seat y Fenosa apuestan por coches propulsados por gas natural


Las firmas SEAT y Gas Natural Fenosa han formado una alianza para la fabricación de una flota de vehículos propulsados por gas natural comprimido (GNC), una tecnología muy diferente al Autogas o gas licuado de propano (GLP).

Desde la entrada de los combustibles GNC y GLP en el mundo del automóvil, fabricantes europeos como Fiat (con una versión del Fiat Punto) y la alemana Volkswagen con el novedoso Eco Up! han desarrollado varios modelos impulsados con gas comprimido o licuado de petróleo, siempre adecuados a las legislaciones vigentes de cada mercado.

Las diferencias entre estos dos carburantes es que el GNC es, evidentemente, más ecológico y barato que la gasolina, con las mismas calorías pero en estado gaseoso (metano), mientras que el GLP es un combustible líquido de propano con más poder calorífico que el primero.

Mii Ecofuel

No obstante y, a pesar de ser una iniciativa limitada en principio a los coches de la compañía, según el acuerdo firmado por el grupo multinacional energético ya se ha puesto en marcha un acuerdo para reforzar la divulgación de vehículos propulsados por este combustible en España. Por su parte, la compañía SEAT aportará una nueva flota de modelos Mii Ecofuel, presentado en el pasado Salón de Ginebra y muy extendido en países como Alemania, Holanda, Suiza o Austria, dada la buena infraestructura existente para repostajes.


Este vehículo tiene un motor gasolina de 68 CV adaptado para funcionar con gas comprimido (GNC), con una carga en el depósito de 11 kg de gas cuya autonomía alcanza los 380 km. Tomando como ejemplo a Alemania, con este tipo de gas se puede recorrer 100 km de distancia con un coste de 3,56 euros, por lo que las ventajas son importantes frente a la gasolina o diesel, (teniendo en cuenta que el kilo de gas en España está a 1,04 euros el kilo).

La iniciativa, que comenzará a dar sus frutos durante el transcurso de 2014, puede ser el principio de nuevas e importantes mejoras en la industria de la automoción ecológica y sobre todo, en la adaptación de mejores infraestructuras para los vehículos del futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *