Rolls-Royce Phantom Waterspeed Collection en edición limitada

Rolls-Royce Phantom Waterspeed Collection 3
Si un Rolls-Royce nunca deja indiferente a nadie, imagina qué puede pasar con una versión que se comercializa en edición limitada. Lo supimos a finales del año pasado cuando vimos el Rolls-Royce Phantom Bespoke Chicane Coupé, que ni siquiera llegó a venderse porque la única unidad que fabricaron fue a parar a las instalaciones de un distribuidor oficial situado en Dubái.

Ahora pasa algo parecido, aunque el resultado final es mucho más elegante y refinado. El modelo en cuestión se llama Rolls-Royce Phantom Waterspeed Collection y solo se fabricarán 35 unidades que se venderán a un precio prohibitivo, solo asumible por grandes fortunas.

Un homenaje a Sir Malcolm Cambpell y sus hidroplanos con motores Rolls-Royce

Su creación tiene mucho que ver con la figura de Sir Malcolm Campbell, un hombre que era piloto y periodista a la vez. Logró varios récords tanto en suelo firme como en el mar. Entre 1924 y 1935 batió hasta nueve récords de velocidad terrestre, mientras que en el agua alcanzó los 228 km/h a los mandos de un Blue Bird K4. Murió en 1948, cuando tenía 63 años, y lo hizo por causas naturales, a diferencia de lo que le sucedía a muchos compañeros de profesión, que se dejaban la vida en accidentes.

No es ni mucho menos la primera edición especial del Rolls-Royce Phantom. Sin embargo, tengo la sensación de que va a ser una de las más demandadas de los últimos tiempos. Es verdad que su motor sigue siendo el mismo, un V12 de 6.75 litros de cilindrada que entrega 460 CV y 720 Nm de par. Sin embargo, hay cambios importantes tanto en la carrocería como en el habitáculo.

Rolls-Royce Phantom Waterspeed Collection 2

Particularidades

Para empezar, el color que tiñe su silueta es el Maggiore Blue, una tonalidad inspirada en aquellos hidroplanos con los que Sir Malcolm Campbell intentó batir muchos récords de velocidad. El perfil que se aprecia en su cintura ha sido diseñado de forma artesanal desde el principio hasta el final, tal y como se puede intuir en una de las imágenes que se muestran al final de este artículo. En ella aparece un trabajador de Rolls-Royce asegurándose de que todo está en orden.

El capó es de acero cepillado y no se fabrica en un abrir y cerrar de ojos. Se emplean 70 horas de conformación y luego otras 10 horas de cepillado a mano. Todo hecho a mano, no se fían de los robots.

Rolls-Royce Phantom Waterspeed Collection 6
La piel es la gran protagonista en el interior. Está visible en tres colores distintos y hay inserciones de lo más lujosas. Una de ellas es totalmente novedosa y recibe el nombre de Abachi Wood.

Para que te hagas una idea de lo que cuesta terminar cada detalle, nos cuentan que el reposabrazos central requiere una confección artesanal de 8 horas.

Más de medio millón de euros

Para terminar, decir que cada una de las 35 unidades que fabricarán costará 534.000 euros, y los clientes interesados podrán verlo en vivo y en directo durante su presentación, prevista para la próxima edición del Concorso d’Eleganza Villa d’Este, que se celebrará el fin de semana del 23 al 25 de mayo a orillas del lago Como.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *