Renault Sport, la división RS crecerá hasta cuatro o cinco modelos


Patrice Ratti, que está al timón de Renault Sport, ha estado concediendo algunas entrevistas acerca del desarrollo del próximo Mégane RS. Me parece muy precipitado que ya le estén inquiriendo sobre eso, puesto que el Coupé RS llegó con sus 265 CV en el 2009 y el año pasado le lavaron la cara un poco con otra parrilla y luces diurnas LED. El coche está totalmente actualizado y preparado para la norma vigente Euro5, pero según parece, el advenimiento del Clio RS, con cambio de doble embrague EDC, está alterando los ánimos y la gente quiere saber qué va a pasar a medio plazo con la facción deportiva de los franceses.

El directivo desvela pero no confirma. Lo primero es que el próximo Mégane RS no debería llegar antes de dos años, y que vistos los resultados del EDC, su cambio será exclusivamente automático de doble embrague, calcando la tendencia del grupo VAG. El motor es el que está más en tela de juicio. Lo más probable es que el 2.0 turboalimentado ceda su lugar a un 1.8, obviamente todavía más turboalimentado.

El actual Mégane Coupé RS tiene un descuento en España que lo sitúa en 28.100 € sin aplicarle ningún opcional. Quitando descuentos, son 30.600 €, y por ahí andarán las cosas en el Mégane IV RS.

Los precios no parecen ser problema para los pura sangre de Renault, que ve su prestigio como constructor de motores de alto rendimiento subiendo por las nubes desde los dos últimos años de Formula 1. Y pese a que en términos macroeconómicos las ventas de los RS son pequeñas, a nivel de mercados localizados representan un éxito. De ahí que Patrice Ratti ya deje caer que la división crecerá.

¿Qué modelos?

Aquí ya entramos en el mundo del tarot. Está claro que el Mégane y el Clio estarán, y que tiene muchos números el próximo Twingo, puesto que ya se han hecho versiones RS del mismo. Pero eso suman tres modelos, y las noticias hablan de cuatro o cinco. Así que ¿cuál o cuáles serán los agraciados?

Las mentes más calenturientas ya se han lanzado a apostar por el Captur RS, pero otro portavoz de la marca ha cortado el rumor de cuajo. Con el Juke Nismo en la palestra, no es cuestión de hacer juegos bíblicos a lo Caín y Abel en Renault-Nissan. Pero ya se sabe que esto es la selva, y que hoy digo no, y mañana digo sí.

El misterio sigue ahí… De todos los coches que fabrican los del rombo, ¿a cuál se le puede aplicar la dieta RS? ¿Al Laguna o el Latitude? Porque no creo que se lancen a radicalizar monovolúmenes. A lo mejor nos pillan a calzón caído y sacan una Kangoo RS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *