Radares de tramo funcionando a modo de prueba


En las próximas semanas empezarán a funcionar los primeros radares de tramo, eso es lo que la DGT ha dejado claro para avisar a los conductores. De hecho, en estos momentos hay varios en pruebas pero sólo uno operativo, el de AP-6 (túnel de Guadarrama). Los otros dos que ya están colocados y que se espera que entren pronto en funcionamiento son los de Barrios, en la AP-66 en León y el de Torrox, en la A-7 de Málaga.

Pere Navarro ha comentado que entre este año y el próximo se colocarán tres radares de tramo más. Sin embargo, pese a que ya tienen todo el soporte legal para sancionar, por el momento no recibirán multa alguna aquellos que sobrepasen la velocidad máxima permitida. Lo que harán será mandar notificaciones informativas a los conductores que se hayan pasado pisando el acelerador.

Para quienes todavía no lo sepáis, dentro de estos tramos no se puede superar la velocidad media permitida. De nada sirve frenar bruscamente a última hora o cambiarse de carril para evitar la temida foto. Se calcula la diferencia entre la hora de entrada y la de salida leyendo matrículas. Así es muy fácil que el flash se dispare en el momento clave.

Para saber que estamos a punto de entrar en un punto con radar de tramo, tenemos que estar atentos a los carteles que la DGT está colocando. Además, los avisadores GPS también sirven, ya que al no emitir ninguna señal radioeléctrica no son detectables por el radar y son inmunes al inhibidor. Estarán situados en tramos especialmente peligrosos como los túneles.

Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior, ha declarado que este es un sistema mucho más justo y razonable. Como muchos de nosotros, es de los que piensan que los radares de hoy en día no sirven de nada porque el infractor frena justo antes de llegar al radar o se cambia de carril si así puede evitarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *