Nueva Mercedes-Benz Sprinter con motores Euro 6


Mercedes-Benz ha decidido renovar su Sprinter, uno de los modelos más demandados de su gama de vehículos comerciales. Lo ha hecho para incorporar nuevos sistemas de seguridad, para renovar su imagen tanto por dentro como por fuera y para adaptarse a la futura norma de emisiones por la que todos los fabricantes deben pasar.

Nada más y nada menos que 18 años de historia tiene la Mercedes-Benz Sprinter. Desde que se empezó a vender se han colocado 2,5 millones de unidades, siendo el 2012 uno de los peores años. En total se matricularon 159.000 unidades, un 8% menos correspondientes a la Eurozona.

Seguridad garantizada

Como os he comentado anteriormente, ahora es más segura que nunca. Incluye cinco nuevos sistemas de asistencia al conductor para reducir al máximo el número de accidentes. El Crosswind Assist previene una hipotética salida de carril por culpa de las ráfagas de viento cruzado, el sistema de prevención de colisiones detiene automáticamente la Sprinter y el Blind Spot Assist supervisa el ángulo muerto mediante dos sensores de radar. A todo ello hay que añadir el Lane Keeping Assist que detecta los cambios de carril involuntarios y sus nuevas luces de carretera automáticas.

Motores pioneros en el segmento

Esta Sprinter presume de ser la primera furgoneta del mercado con motores Euro 6 en todas sus variantes. Para ello han recurrido a los propulsores BlueTEC y a la tecnología SCR de inyección de AdBlue en el escape. El resultado es un consumo medio homologado de 6,3 l/100 km en el mejor de los casos, un dato tan bueno como la ampliación de los intervalos de mantenimiento a 60.000 kilómetros.

Hay cuatro motorizaciones disponibles de cuatro y seis cilindros. Entregan una potencia que oscila entre los 95 y los 190 CV, aunque como alternativa a los motores diésel existe una versión gasolina de 1.8 litros y 156 CV con inyección directa y preparada para funcionar con gas natural.

Pequeñas pinceladas por dentro y por fuera

Para terminar, el apartado estético ha recibido un restyling que siempre se agradece. El diseño es más dinámico, con el capó más alto, con nuevos faros en segmentos separados y con un parachoques que ha renovado sus bordes inferiores. En el interior el volante multifunción es más grueso, el pomo de la palanca de cambios ha cambiado (valga la redundancia) y su sistema de radio de última generación incluye el sistema de navegación Becker Map Pilot.

Los precios son hasta el momento una incógnita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *