Mustang GT500 demasiado exprimido


El siguiente vídeo puede herir la sensibilidad de aquellos que no pueden soportar que a un Mustang GT500 le suceda algo. El dueño del modelo de Ford que podéis ver a continuación se pasa tres pueblos a la hora de potenciar su motor para que alcance más de 800 CV. Algo falla al introducirlo en un banco de potencia y a altas revoluciones se produce una pequeña detonación.

Una empresa de Florida fue la encargada de llevar a cabo una preparación que estaba destinada a dejarse ver en una carrera de drag, donde la aceleración es lo único que cuenta. Según hemos podido saber, la culpa la tuvo un pistón que estaba mal colocado y saltó por los aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *