Mercedes-AMG GT S Roadster: tocando el cielo a 300 km/h

Mercedes-AMG-GT-S-Roadster
El verano se presenta muy interesante gracias a la nueva joya de Mercedes-Benz, que es el séptimo miembro de la familia AMG GT y lleva por nombre Mercedes-AMG GT S Roadster. Se trata de un deportivo descapotable que esconde un poderoso motor V8 bajo el capó, el mismo que le permite ofrecer unas prestaciones de escándalo que se pueden disfrutar a cielo abierto.

Motor y prestaciones

Su propulsor es el famoso V8 biturbo, un 4.0 litros que entrega 522 CV y 670 Nm de par máximo para superar con creces los datos del AMG GT Roadster, que se conforma con 476 CV y 630 Nm de par máximo. Eso sí, no alcanza a su hermano mayor, el AMG GT C Roadster, que con sus 557 CV y 680 Nm de par máximo es el descapotable más potente de la casa.

Funciona asociado a una caja de cambios AMG SPEEDSHIFT DCT 7G de siete velocidades, una transmisión de doble embrague que contribuye a que su aceleración de 0 a 100 km/h se complete en solo 3,8 segundos, solo una décima más que el AMG GT C Roadster. Además, puede alcanzar los 308 km/h de velocidad punta.

Mercedes-AMG-GT-S-Roadster
El biplaza pesa 1.625 kilos y lo tiene todo para enamorarte tanto por dentro como por fuera. Su parrilla Panamericana, con unas enormes entradas de aire, es toda una declaración de intenciones. Lo mismo podemos decir del resto del frontal, que es bastante musculoso, mientras que el paragolpes trasero no ha visitado tanto el gimnasio porque ha priorizado la elegancia.

Lujo y confort

La tapicería que viene de serie es de cuero/microfibra, aunque siempre estás a tiempo de pedir una de nappa. Por otra parte, cualquier cliente podrá pedir su Mercedes-AMG GT S Roadster con extras como los acabados AMG Silver Chrome y AMG Piano Lacquer o el paquete Exclusive Trim.

Volviendo a la parte mecánica, creo que es importante mencionar que viene con AMG DYNAMIC SELECT, que te permite modificar el comportamiento del acelerador, la transmisión y la dirección gracias a sus cinco modos de funcionamiento: C (Comfort), S (Sport), S+ (Sport Plus), RACE e I (Individual).

Mercedes-AMG-GT-S-Roadster
La suspensión es adaptativa AMG RIDE CONTROL y no le falta diferencial trasero autoblocante con control electrónico. Ambas cosas de serie, lo mismo que no se puede decir de los discos de freno carbocerámicos AMG high-performance, que son opcionales.

Las primeras unidades llegarán en julio

Mercedes-Benz ya admite pedidos de esta bestia descapotada, cuyas primeras unidades se entregarán a partir de julio para disfrutar del verano como es debido. Su precio de venta no se ha hecho público, pero se situará entre los 160.800 euros del GT Roadster y los 192.599,99 euros del GT C Roadster.

Artículo relacionado: Nuevos Mercedes-AMG GT Roadster y GT C Roadster

Fotos del Mercedes-AMG GT S Roadster

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *